El precio del gas natural TTF para entrega en enero de 2022 en el mercado holandés ha subido este lunes el 9,6% y ha cerrado en 115,7 euros por megavatio hora (MWh), el segundo precio más alto desde que se tienen registros. A media sesión, el precio del natural ha llegado a 118,8 euros/MWh, aunque poco después ha moderado su alza. La subida de la materia prima se produce en plena escalada entre y los países occidentales por el despliegue de tropas en la frontera con Ucrania.

En concreto, el natural marcó sus máximos históricos en los primeros días de octubre, cuando cerró en 117,9 euros/MWh, aunque en algunos momentos de la negociación alcanzó 155 euros. Tras los máximos de octubre el coste de esta materia prima se ha movido en torno a 90 euros, pero en los últimos siete días ha vuelto a subir coincidiendo con el aumento de la tensión diplomática y en este periodo acumula una subida del 29,2%.

De hecho, la semana pasada cerró tres días por encima de la barrera de 100 euros/MWh, algo que no ocurría desde el 14 de octubre, según informa Efe.

Nord Stream 2

La ministra de Exteriores alemana, Annalena Baerbock, ha afirmado este lunes que el anterior había acordado con Washington que «si continúa la escalada» el gasoducto Nord Stream 2 «no puede empezar a operar sin más,» en referencia a la tensiones en la frontera entre y Rusia.

El pasado martes Estado Unidos aseguró que el Nord Stream 2, que transportará ruso a Alemania por el fondo del mar Báltico, estará en si invade Ucrania y señaló que Alemania estaba conforme con sus planteamientos.

Baerbock ha recordado también que la infraestructura gasista no puede entrar en operación porque está pendiente de los permisos de seguridad que tiene que otorgar la Agencia Federal de Redes de Alemania, que el mes pasado paralizó el proceso de certificación.

Los mensajes sobre posibles represalias se han redoblado esta semana y ayer el G7 advirtió a de que pagará un «alto coste» si comete cualquier acto hostil en Ucrania, aunque no precisaron qué tipo de sanciones adoptarían. El alto precio del natural, junto con el aumento de los costes de emisión de dióxido de carbono (CO2), es la causa de los elevados precios que hay en Europa en los mercados mayoristas de electricidad.

Compártelo con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.