El calcio es uno de los nutrientes más importantes para la del organismo y está presente en una gran variedad de . Si bien, la principal fuente de este mineral se encuentra en la leche, productos lácteos y derivados.

Este mineral cumple importantes funciones en el cuerpo humano, entre las que destaca su capacidad para mantener los huesos sanos y fuertes. La gran mayoría de este nutriente se almacena en los huesos y dientes, donde apoya su estructura y rigidez.

Además, el cuerpo también requiere una cantidad suficiente de calcio para que los músculos se muevan de forma correcta y para que el cerebro transmita mensajes nerviosos de manera adecuada hacia todas las zonas del cuerpo.

En esta línea, el calcio también es necesario para que la sangre circule correctamente a través de los vasos sanguíneos por todo el cuerpo.

Los frutos secos más ricos en calcio

Como decíamos anteriormente, la principal fuente alimenticia de calcio es la leche y productos lácteos. Sin embargo, este mineral también está presente en verduras de hoja verde, variedad de pescados y frutos secos.

Pistachos superalimento
Pistachos

Así, los frutos secos son una excelente fuente de calcio para el organismo, además de contar con otros grandes beneficios para la salud; ya que muchos de ellos también aportan ácidos grasos omega 3.

Estos son los frutos secos que aportan mayor cantidad de calcio por cada proporción de 100 gramos de alimentos:

  • Almendras: Contienen 252 gramos de calcio.
  • Avellanas: Proporcionan 226 mg.
  • Higos secos: Aportan 193 mg.
  • Pistachos: Contienen 136 mg.
  • Nueces: Proporcionan 88 mg.
  • Uvas pasas: Aportan unos 80 mg.

Además, también destacan otros frutos secos por su aporte en calcio para el organismo, aunque su proporción es menor de 70 mg, como albaricoques secos, anacardos, castañas, cacahuetes o piñones.

Necesidades por persona

Todas las personas necesitan consumir una dosis suficiente de calcio de forma diaria, con el fin de que el organismo lleve a cabo un correcto funcionamiento. Así, las necesidades diarias de este nutriente dependen de factores como la edad y el sexo.

En el caso de las mujeres embarazadas o en periodos de lactancia, los requerimientos de calcio son mayores, debido a las necesidades nutritivas del bebé.

Así, según el Instituto Nacional de de Estados Unidos, estas son las dosis diarias de calcio que necesitan los seres humanos al día:

Etapa de la vida Cantidad recomendada
Bebés hasta los 6 meses de edad 200 mg
Bebés de 7 a 12 meses de edad 260 mg
Niños de 1 a 3 años de edad 700 mg
Niños de 4 a 8 años de edad 1,000 mg
Niños de 9 a 13 años de edad 1,300 mg
Adolescentes de 14 a 18 años de edad 1,300 mg
Adultos de 19 a 50 años de edad 1,000 mg
Hombres adultos de 51 a 70 años de edad 1,000 mg
Mujeres adultas de 51 a 70 años de edad 1,200 mg
Adultos de 71 o más años de edad 1,200 mg
Adolescentes embarazadas o en período de lactancia 1,300 mg
Mujeres adultas embarazadas o en período de lactancia 1,000 mg

Teniendo en cuenta esta interesante tabla, es importante incorporar de forma regular en nuestra alimentación productos lácteos, leche, pescados, verduras de hoja verde y frutos secos, especialmente los más ricos en calcio.

Compártelo con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.