Cómo maquillar los labios según su forma para que parezcan más voluminosos y atractivos

Existen tantos
tipos de labios como colores. Son un sello personal que hace única nuestra belleza, una firma. En ellos reside gran parte de nuestro atractivo, ya que su poder no depende de la forma ni el tamaño, si no del partido que les consigamos sacar. Si bien es cierto que las tendencias se enfocan a
grandes labios con volumen, que resultan muy llamativos y favorecedores, las modas cambian y por eso hay que aceptar lo que tenemos, aumentando su potencial.

Con
el poder transformador del maquillaje, mejoramos esta faceta de nuestro rostro. Lo único que debemos hacer es reconocer la clase de labios que tenemos y realzar su aspecto según lo que más les vaya, con diferentes
técnicas de delineado y labiales.
Maximizar nuestra belleza natural es lo único que pretende el maquillaje, no enmascarar o fingir algo que no es, ya que conseguir el efecto contrario al que deseamos. ¿Labios jóvenes y fabulosos? Sigue estos consejos y te aseguramos que te verás más guapa imposible.

Labios proporcionados

En el equilibrio está la clave, en todos los campos y en la belleza, posiblemente aún más.
Este tipo de labios se ve bien con cualquier , solo se trata de dar con colores que favorezcan a nuestro tono de piel, ojos y pelo. Eso sí,
los tonos nude o parecidos al color real de tus labios crean un
efecto minimizador en estos labios, por lo que se recomienda decantarse por
tonalidades brillantes, que reflejen la y hagan poner el foco en ellos.

Labios redondos

Tienden a tener menos anchura, pero son muy juveniles.
Para realzar su volumen característico, opta por glosses y tonos luminosos, satinados o llamativos, que los hacen parecer más grandes.
Evita las tonalidades oscuras que tienden a hacerlos más pequeños y delinéalos para remarcar su forma y ampliarlos.

Labio inferior prominente

La parte baja del labio con mayor grosor es sumamente atractiva. Pero, si lo que pretendes es lucir unos labios proporcionados,
utiliza un corrector para camuflar los bordes de la línea inferior antes de maquillarlos. Mientras que, si quieres realzar este volumen,
emplea un tono más claro en el centro del labio de abajo, con texturas mate o empolvada. Las paletas
nude también le van genial.

Labio superior prominente

La parte superior del labio más voluminosa da una sensación de mayor simetría y equilibrio con respecto al inferior. Emplea un
delineador muy fino en la zona de arriba y la técnica del ‘overlip’ o sobre delineado (pintar un poco por fuera de la línea)
en la de abajo. Los
tonos rosa o claros sientan de maravilla a este tipo de labios y puedes maximizar su volumen de igual forma que antes hemos comentado, usando un color más claro al del pintalabios para iluminar la parte central.

Labios finos

Para generar atracción a estos labios menos visibles,
aplica un producto de contorno en polvo alrededor de ellos y se hará la ilusión de mayor anchura y grosor. También puedes
delinear el labio un poco por encima de la línea y emplear dos o tres tonos más oscuros al tuyo natural, añadiendo dimensión. Con un lápiz debes crear altura en la zona superior del labio y juntar los extremos de ambas partes de la boca, después, difumina ligeramente para mayor naturalidad. Lo siguiente es la misma técnica voluminizadora de un
color más claro en el centro, desvanecido para un efecto ombre y, por último, un gloss claro, brillante o con agentes que impulsen el volumen.

Labios corazón

Son aquellos con el
arco de cupido muy definido, con la parte superior muy alta, el centro hundido y el labio inferior más grueso. Quizás la forma más deseada o extendida en el de la belleza.
Reálzalos con un perfilador oscuro, tonos intensos y creando una pequeña forma de corazón en el centro de ambos labios, con un labial más claro que en el que empleemos en todo el labio.

Te recomendamos

Поделитесь этим с вашими друзьями (Compártelo con tus amigos)

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован.