Cuando era niña, Lucía Pemán disfrutaba con la y el teatro hasta que además de sentarse en el patio de butacas, quiso participar, ser protagonista, y lo ha conseguido con «Grease», el musical que ha devuelto a la actualidad a los jóvenes de los 60 del instituto Rydell.

Para Lucía Pemán (Madrid, 2001) ser actriz era un sueño que ha ido poco a poco haciendo realidad. «Siempre he tenido una vena artística, me gustado la y el baile», cuenta en una entrevista con Efe.

Compártelo con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.