12 de los marroquíes fugados del avión que aterrizó de emergencia en Palma siguen en paradero desconocido

Agentes de la y Nacional continúan sus labores de búsqueda para la captura y puesta a disposición judicial de los doce marroquíes fugados el pasado viernes de un avión procedente de Casablanca Estambul que tuvo que aterrizar en Palma ante una situación de emergencia sanitaria.

La otra media docena de fugados, arrestados la noche en la que se produjeron los hechos, pasarán esta semana a disposición judicial y será el juez el que determine, si además de entrada ilegal a España, les imputa un presunto delito contra la seguridad del aéreo que complicaría la expulsión y devolución a su país de origen.

A lo largo de la jornada de este sábado, los agentes destinados a la búsqueda de los fugados no tuvieron positivo en su rastreo y no pudieron proceder a la detención de ninguno de ellos.

No se descarta que los huidos, que tras cruzar la pista de aterrizaje de Son Sant Joan y saltar la valla de seguridad del aeródromo, puedan estar recibiendo y cobijo de familiares o conocidos residentes en Mallorca.

El grueso de los detenidos fueron localizados en el municipio de Marratxí la noche del pasado viernes, en concreto, en el núcleo de Sa Cabaneta, aunque también fue localizado otro de ellos en  la calle palmesana de Manacor, a la que llegó procedente del aeropuerto.

El dispositivo policial activado para su búsqueda centra su investigación en barrios de la capital balear y en poblaciones colindantes a Palma donde se cree que pueden encontrarse la docena de marroquíes huidos.

Delegación del confirmó en la tarde del sábado que el Airbus de Air Arabia Maroc donde se produjeron los hechos, había regresado a Casablanca y no había continuado, por tanto, su ruta prevista hasta Estambul.

Todos los arrestados fueron interrogados tras su detención, y ofrecieron versiones contradictorias sobre si la insólita fuga había sido, o no, orquestada previamente. La investigación sobre lo ocurrido continúa abierta.

Recordemos que el avión aterrizó por una situación de emergencia sanitaria.  Cuando los servicios sanitarios procedieron a la evacuación al hospital de un pasajero afectado por un coma diabético, y su acompañante, fue cuando 21 marroquíes se dieron a la fuga y abandonaron la nave.

Otro de ellos fue detenido tras agredir a un agente de la Guardia Civil, posteriormente el enfermo arrestado, tras recibir el alta momentos después de ser ingresado en el Hospital de Son Llàtzer, y su acompañante también, tras darse a la fuga del centro hospitalario.

Поделитесь этим с вашими друзьями (Compártelo con tus amigos)

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован.