25-N: Camisetas de Cs para pedir la dimisión de Oltra en las Cortes Valencianas por la menor abusada. Las camisetas llevaban una foto de la propia Oltra sobre fondo negro. Bajo la foto, se podía leer: «Oltra vete ya».

Mónica Oltra popularizó, en su etapa de oposición en las Cortes Valencianas, el uso de camisetas con leyendas de protesta, denuncia y reivindicación. Dieron la vuelta a España. Hoy, las camisetas han vuelto a las Cortes Valencianas de la mano de Ciudadanos. Sólo que esta vez eran contra la propia Oltra, la vicepresidenta primera y consejera de Igualdad y Políticas Inclusivas de la Generalitat Valenciana. El mensaje, escueto, pero claro: ‘Oltra vete ya’ y, debajo de ese lema, la misma frase repetida, pero con formato de hastag para hacerse viral en las redes sociales.

La síndica de Ciudadanos, Ruth Merino, ataviada con esa misma camiseta con el lema ‘Oltra vete ya’ ha subido al estrado de las Cortes Valencianas. Ruth Merino ha preguntado a Puig si no le daba «ni un poquito de vergüenza» tener una vicepresidenta -en referencia Oltra- que, según indican dos sentencias judiciales, no ha protegido a una menor tutelada víctima de abusos sexuales». También, ha dicho a Puig que su silencio «cómplice ante los abusos sexuales a menores tuteladas» le desacredita absolutamente para erigirse como defensores del feminismo y de la lucha contra la violencia hacia las mujeres.

Con este discurso, Ciudadanos ha evidenciado también que la responsabilidad de que Oltra siga en la Generalitat no sólo recae ya sobre ella, sino también sobre Ximo Puig. Comienzan a unir su futuro. De hecho, Merino ha pedido a Oltra que asuma sus responsabilidades política y dimita. Y a Puig que se deje de anuncios, de propaganda, de gestos y de «intentar apropiarse del feminismo» porque con ello se evidencia más su fracaso en las políticas de Igualdad y en las de violencia machista.

Lo de hoy en el Parlamento valenciano no ha sido un episodio más ni una anécdota. Refleja el sentir de una parte muy importante de la sociedad valenciana. La actuación de la consejería de Oltra en el caso de la menor abusada, la investigación abierta por el defensor del pueblo valenciano a la gestión de la propia Oltra en los centros de menores tutelados y la investigación del Parlamento Europeo, también, de la gestión de la citada consejería en esos centros…, parecen ya demasiados episodios para sostener a Oltra en el Gobierno valenciano. La última palabra la tiene Ximo Puig.

Compártelo con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.