Almeida sobre la pugna por el PP de Madrid: «Quien quiera encontrar discordias se equivoca»

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha confirmado este martes la buena sintonía que mantiene con la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso. Con motivo de la celebración del Día de la Almudena, ambos se han reencontrado por primera vez en público desde que arreció la crisis por el de Madrid. En estos días, informaciones cruzadas han tratado de erosionar la relación que mantienen ambos dirigentes, que describen como «magnífica». El regidor madrileño se ha encargado de poner distancia en la polémica: «Quien quiera encontrar discordias se equivoca», ha aseverado, en declaraciones a Telemadrid, antes de participar en la misa por la patrona de la Comunidad.

Almeida ha bromeado, incluso, con que, antes de participar en el acto, se había intercambiado varios WhatsApps con la presidenta madrileña. Ambos, cabe recordar, comieron hace unos días en la Real Casa de Correos, sede del gobierno autonómico. Ese encuentro se produjo la víspera de la Junta Directiva Regional en la que se evidenció la división entre los partidarios de adelantar el congreso -como reclama Ayuso- y los que apuestan por respetar los plazos fijados.

«Misma sintonía»

«Entiendo la expectación pero lo único que les digo es que el presidente, la presidenta y el alcalde estamos en la misma sintonía política, centrados en la ciudad de Madrid y la Comunidad y vamos a seguir trabajando igual. Quien quiera encontrar discordias se equivoca», ha insistido Almeida.

El alcalde madrileño -a quien Génova no ha descartado como posible candidato a unas primarias por la presidencia del de Madrid- es firme defensor de la llamada tercera vía, es decir, de mantener separado el poder institucional del poder orgánico del partido como solución para poner fin a la crisis y acabar con el ruido interno. Así se lo expuso el regidor a la presidenta de la Comunidad de Madrid durante su último encuentro, aunque rechazó la oferta e insistió en que daría un paso adelante. En el entorno de la presidenta madrileña insisten en la normalidad de que ella presida el partido a nivel regional.

En este momento, ninguna de las partes está dispuesta a ceder en sus planteamientos y se acusan mutuamente de «ataques» y «filtraciones» para desgastar al otro. El conflicto y el ruido mediático que acarrea preocupa cada vez más a cargos del partido de otras regiones que, en privado, reclaman una solución cuanto antes y la mediación de Pablo Casado. Avisan de que la polémica interna puede mermar las expectativas electorales y distraer del verdadero objetivo, que no es otro que desalojar a Pedro Sánchez de La Moncloa.

Por lo pronto, el alcalde de Madrid no se ha descartado en esta carrera por liderar el de Madrid, pero Almeida destaca en cada intervención pública que ahora «no toca» hablar de esto. «Lo que tenga que decidir será cuando toque el congreso», afirmó por ejemplo hace unos días, ya en plena guerra.

Поделитесь этим с вашими друзьями (Compártelo con tus amigos)

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован.