Aprender a estar solo después de una relación puede ser más fácil de lo que crees

El final de una historia de amor es un momento difícil.

La separación es siempre una experiencia muy dolorosa, podríamos decir la más dolorosa de las experiencias humanas por lo que aprovechando que este 11 de noviembre es el Día del Soltero, queremos daros algunas claves o pautas que pueden servir para aprender a estar solo tras una relación de manera sencilla.

Aprender a estar solo después de una relación puede ser más fácil de lo que crees

El final de una relación es a todos los efectos una pérdida y, como tal, las emociones resultantes son muy similares a las que podríamos experimentar durante un duelo : desconcierto, dolor, sensación de vacío pero también aceptación…algo clave para superar cualquier ruptura y aprender a estar solo sin que nos cueste demasiado.

Es normal que tengamos miedo a que la relación se acabe. Por no sufrir somos capaces de aguantar en una relación que a lo mejor ya no nos hace felices. O también puede que nos dejen sin esperarlo y que el dolor sea profundo al no entender el porqué esa persona ha decidido cortar la relación.

Puede también que sintamos dolor por darnos cuenta que nos hemos equivocado y que debido a ese error, nuestra pareja nos deja.

Varias situaciones que nos dejan con mucha pena y tristeza cuando se acaba la relación pero que no tenemos porque pensar que no vamos a salir adelante.

Fin de una de amor: separación

La separación inevitablemente enfrenta al individuo con el espectro de la soledad, el vacío y el dolor. Implica tener que empezar de nuevo, tener que volver a cuestionarse y perder sus propios puntos de referencia.

Y eso es algo que asusta y mucho, pero si lo analizas desde otra perspectiva y dejas de lado la relación en sí y el motivo por el que ahora estás solo, te darás cuenta que no es tampoco una situación que tenga que llevarnos a la desesperación. Antes de la relación ya existíamos como personas y aunque sea duro y echemos de menos a nuestra pareja, o lo que habíamos construido junto a ella, eso no quiere decir que nuestra nueva vida vaya a ser mala o que de hecho, no podamos de alguna manera aprovechar para aprender a estar solos.

Tenemos que afrontar nuestras vidas y a pesar de las vicisitudes que implica el hecho de que se produzca una ruptura no nos quedará otra que  «recoger los pedazos», para poco a poco recuperar el equilibrio, y seguir adelante ya que nos guste o no, nadie lo va a poder hacer por nosotros.

Cómo superar el final de una de amor

Es necesario partir de una premisa importante, ¿qué queda cuando termina una historia? Seguimos siendo lo más importante. Y a partir de esto a pesar del dolor siempre empezar de nuevo y renacer. Este es un aspecto central y uno que nunca debe olvidarse ya que entonces te darás cuenta que sí es posible estar solo después de una relación y que no es algo que nosotros no vayamos a poder hacer.

¿Y qué hacer para controlar el dolor?

El analgésico más poderoso es compartir. Y como para compartir necesitamos del otro, nuestro mayor recurso son las relaciones. Las personas que queremos y amamos, las personas con las que ser nosotros mismos y vivir plenamente.

Cuando sufrimos, la reacción más natural es encerrarnos en nosotros mismos, y esto es normal e incluso puede funcionar por un tiempo. Pero el dolor también necesita ser superado porque si permanece adentro durante mucho tiempo nos desgasta, y en esto, la soledad y el encierro en uno mismo no ayuda.

El dolor procesado en soledad puede percibirse como incontenible y, por lo tanto, imposible de manejar. Y de esta manera, el proceso de procesamiento a veces puede fallar.

¿Entonces que hay que hacer? ¿Cómo superar el final de una de amor y aprender a estar solos?

En primer lugar, necesitamos cuidar de nosotros mismos, de nuestras necesidades y tratar con personas con las que tenemos una relación gratificante. Tenemos que sacar a relucir la ira, si lo hay, o el dolor, o la sensación de vacío. Y también compartir buenos momentos de discusión, de ocio, con quienes nos aprecian y aman. Estar solos tras una relación no significa alejarnos de todo el sino el simple hecho de que ahora estamos solteros o solteras. Nada más. De modo que siempre puedes recurrir a tus amigos o a tu familia, ya que también es necesario saber elegir a las personas adecuadas que nos conozcan y estén dispuestas a acompañarnos y a darnos buenos consejos o que sencillamente estén ahí cuando nos de un «bajón» o estemos echando de menos a nuestra ex-pareja.

Todo esto poco a poco hará que nuestras emociones evolucionen y cambien para mejor. Debemos tomarnos un tiempo, por supuesto, pero solo así nuestro sufrimiento encontrará el lugar adecuado.

Superar el final de una de amor es posible , y a pesar del dolor volver a tener fe en estar bien y aprender que la soledad a veces es buena para aprender a conocernos mejor y saber qué queremos y qué no en una futura relación.

Infórmate sobre toda la actualidad y política, social, cultural y deportiva, turismo y viajes. Actualización diaria.

Поделитесь этим с вашими друзьями (Compártelo con tus amigos)

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован.