Ayuso acusa al Gobierno de Sánchez de «demonizar» la Transición para poder «desguazar» la Constitución

Actualizado Sábado,
4
diciembre
2021

00:54

La presidenta madrileña reivindica a Juan Carlos I y a Felipe González como «héroes» de la democracia frente a los «totalitarios» que quieren acabar con ella

Ayuso con Gallardón en presencia de Aguirre.
Ayuso con Gallardón en presencia de Aguirre.EDUARDO PARRA PRESS

No mencionó ni una sola vez por su nombre a Pedro Sánchez ni a sus socios, pero Isabel Díaz Ayuso cuajó su intervención de este viernes en un acto de homenaje a la Constitución española de referencias a los «totalitarios» que quieren acabar con ella. En la otra cara de la moneda situó a los «héroes» de la Transición, entre los que contabilizó a históricos dirigentes socialistas, con Felipe González a la cabeza, y situó en el lugar más destacado la figura del Rey Emérito, de quien dijo que espera que se tenga con él «al menos un poco de la generosidad que Don Juan Carlos siempre nos demostró».

La dirigente popular advirtió de que en estos momentos «la libertad está en juego» amenazada por aquellos que pretenden «dinamitar» la Carta Magna «por la puerta de atrás». «Para lograrlo, van haciendo su labor de carcoma de las instituciones: expulsan a la o los símbolos de la Nación de regiones enteras; pactan con los que quieren destruir España; polarizan artificial y constantemente a la sociedad; inventan agravios; atacan la independencia judicial y la dignidad de jueces y magistrados; le faltan al respeto al Rey; destrozan la educación; buscan descapitalizar España… ¿para qué seguir?», enumeró en un discurso eminentemente político.

Según Ayuso, una de las «peores trampas» del de Sánchez ha sido la de Memoria Democrática, a lo que se suma la «amenaza» de la revisión de la Ley de Amnistía de 1977: «No se engañe nadie. El verdadero objetivo de estas leyes nunca fue Franco, sino la Transición, y por eso llevan tiempo intentando demonizar los años que van desde su muerte, en 1975, hasta la aprobación de la Constitución, en 1978. ¿Para qué? Para deslegitimar la propia ley de leyes y así poder desguazarla».

También censuró que ahora quieran cambiar la de Seguridad Ciudadana para «dificultar el trabajo de la Policía e incluso ponerla en peligro» y recordó a las más de 800 víctimas mortales de ETA. «Estas cifras terribles demuestran bien a las claras que toda la retórica que hoy nos quieren vender los filoetarras y los que se beneficiaron de sus crímenes, cuando hablan de ‘conflicto’, ‘paz’, ‘sentimientos’, o cuando a la aplicación de la la tachan de ‘venganza’, no son más que mentiras despreciables», apostilló en alusión a Bildu, uno de los socios parlamentarios de Moncloa para la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado.

Además, puso su como ejemplo de la «firme defensa de la Constitución» para protegerla de «la tiranía contagiosa» ante un auditorio con una amplia representación de miembros del PP, entre los que no se encontraba su presidente, este viernes de viaje en Grecia. Aunque Pablo Casado sí había acudido a esta cita en años previos, en la Puerta del Sol desvincularon su ausencia de la guerra interna que convulsiona a Génova desde hace tres meses por el control del partido en la Comunidad de Madrid.

A falta del aplauso del líder, la baronesa se llevó los halagos de dos de sus predecesores en el cargo, Alberto Ruiz-Gallardón y Esperanza Aguirre, al que el protocolo sentó juntos. «Lo de Ayuso es imparable», le confesó el ex alcalde a quien fuera su enemiga íntima, que en esto sí que le dio la razón.

Поделитесь этим с вашими друзьями (Compártelo con tus amigos)

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован.