Ayuso: «Claro que estoy dispuesta a integrar a Almeida en mi candidatura, cuento con él en todo»

Dos cosas llaman la atención en el escenario elegido por Isabel Díaz Ayuso (Madrid, 43 años) para la entrevista con OKDIARIO en la Puerta del Sol: el fondo, copiado de la escenografía de la Casa Blanca y presidido por una bandera de España y otra de Madrid, y el busto situado a su vera, el del apóstol liberal del turnismo, don José Canalejas. La presidenta de Madrid, cada vez más presidenta, cada vez más indiscutible, cada vez más segura de sí misma, pasa revista a todos y a todo, incluida esa guerra que le ha declarado Génova por la Presidencia del PP de Madrid. No se va por los cerros de Úbeda ni pone mala cara cuando le disparo las cuestiones más espinosas. Las despacha sin despeinarse, con esa normalidad y esa sensatez que en el fondo son las verdaderas razones de su apabullante éxito. Me temo que los enemigos, internos y externos, tienen Ayuso para rato. Demasiado rato.

Pregunta.- ¿Cómo está la guerra interna del Partido Popular de Madrid? Lo digo porque cuando venía hacia aquí, bajando por la calle Alcalá, me he encontrado con varias personas y me han preguntado: “¿Qué pasa en el PP?”. Yo le traslado la pregunta que he escuchado en la calle hace unos minutos. Nadie entiende que en un momento feliz, usted indiscutible presidenta de la Comunidad de Madrid, Casado asentado como líder en las encuestas a nivel nacional, algunos estén intentando liarla. ¿Cómo se va a solventar esto? Porque el electorado siempre castiga la división interna en los partidos.

Respuesta.- Bueno, puede parecer que esto es algo que ha surgido a raíz de que, a finales de agosto, fuera sincera y manifestara mi intención de presidir la organización cuya papeleta ya he encabezado dos veces. No, esto no es así. Hace ya dos años que se viene hablando en los medios del Congreso del PP de Madrid, de bicefalias, terceras vías… Nunca estuve a ello porque estaba en un en coalición, con muchas dificultades, sorteando una y es algo que siempre dejé para más adelante y a lo que no había dedicado ni un minuto. Después del 4 de mayo, cuando llenamos las urnas de toda la Comunidad de Madrid de tanta ilusión y después de haber encabezado dos veces esa papeleta, después de ver exactamente cómo hay que trabajar en Madrid para que la sociedad camine unida, buscando prosperidad, bajos impuestos… manifesté mi intención de dar un paso adelante. Y, a partir de ahí, todo se ha enredado. Yo creo que tenemos que buscar el momento en que toda esta madeja se deshaga, que hablemos y que el Congreso se celebre para que los afiliados, que son nuestra fuerza, sean los que decidan qué organización quieren. Y la mía es clara. Quiero que haya democracia interna, transparencia, participación. Tengo ilusión por tener en coherencia mi trabajo en el Gobierno con el partido.

P.- ¿Qué tiene usted de diferente respecto al señor Moreno Bonilla, que es presidente de Andalucía y del PP andaluz; al señor López Miras, que está en la misma situación; al señor Feijóo o al señor Mañueco, que es presidente del PP de Castilla y León y de la Junta? ¿Usted es diferente, es un verde?

R.- No, no sé. Es una cuestión que desconozco. Sólo sé que no busco hiperliderazgos, que no quiero que mi Consejo de sea quien dirige Génova. No quiero esas cosas. Simplemente quiero coherencia en los mensajes, en el trabajo y dar un paso adelante con ilusión. Un paso que la inmensa mayoría de afiliados y votantes ven lógico. Sólo quiero dar normalidad a la casa. Y, efectivamente, como mis compañeros de otras comunidades, dar un paso hacia esa normalidad.

P.- ¿Por qué le odia el señor García Egea? ¿Por qué ha iniciado una cacería contra usted?

R.- Bueno, no creo tampoco…

P.- No me haga como Pedro Sánchez, usted no es como Pedro Sánchez, cuando le miro siempre pienso que me está diciendo la verdad…

R.- (Risas) No lo sé, no creo que sea eso. Yo creo que esto pasa en las mejores familias. En todas las organizaciones, sean partidos, sean empresas, siempre que hay elecciones o se empieza a hablar de ello, todo se complica, se malinterpreta…Tenemos mucho que dialogar y hablar entre nosotros porque lo que está sucediendo en España es tan grave… Nos estamos yendo a pique de una manera veloz y el Partido Popular es la solución. Es el partido que ha sacado dos veces a España de la crisis, ha estado en los momentos más complicados, tiene a los mejores gestores y no se entendería otro mensaje. Entonces, tenemos que saber resolverlo rápido.

R.- ¿Estaría dispuesta a integrar en su candidatura a José Luis Martínez-Almeida, alcalde de Madrid?

R.- A ver, siempre he contado con el alcalde en todas mis actuaciones. Lo que pasa es que, si ni siquiera tenemos una fecha, si no sé si se va a celebrar por ahora el Congreso, si yo empiezo ya a decir integraciones puede interpretarse como que además presiono más. Lo que no quiero es que se me malinterprete. Estoy centrada en lo que tengo que estar, que es en gestionar la Comunidad de Madrid. Esta es mi vida, mi principio y mi final político, mi carrera política. Quiero ver cómo Madrid crece después de estos dos años de muchas dificultades. Y cómo, frente a un con políticas socialcomunistas, sale a flote con políticas liberales. Estoy deseando ver que las políticas que hemos sembrado para la empresa, para el autónomo, para los jóvenes… surten efecto. Y esa carrera de Madrid es imprevisible y sé que va a ser meteórica. Todo el mundo mira y quiere venir a Madrid, ¿Cómo me voy a querer perder esto? Es el resultado de mucho esfuerzo…

P.- Cuando termine la aventura de Madrid, dentro de 10, 15, 20 años, ¿dejará usted la política?

R.- Pues probablemente. Yo creo que estoy en el lugar más bonito que voy a estar en toda mi vida. Soy de Madrid, hecha de Madrid, enamorada de Madrid cada día más cuando soy consciente de lo que significa presidir una región donde el 45 por ciento de los ciudadanos no ha nacido aquí, donde hablas con venezolanos o cubanos y dicen ‘qué bien haberme venido aquí, esta es mi casa’. O con personas de todo el mundo que manifiestan su ilusión por traer aquí sus proyectos, o estudiantes de todos los rincones de España… Tenemos los principales focos de cultura, estamos viviendo una auténtica revolución de eventos deportivos, empresariales. ¿Cómo me voy a perder esto?

P.- No se vaya por los cerros de Úbeda… Le hablaba del señor Almeida… ¿Lo integraría?

R.- Bueno, sí, claro. Si es que siempre he contado con él en todo…

P.- ¿Teme como rival a Ana Camíns, la candidata del señor García Egea? 

R.- No, yo no temo a compañeros, no temo nombres. Lo único que temo es que perdamos el tiempo en dar una imagen diferente a la real, que es que estamos trabajando. Yo, desde que me levanto hasta que me acuesto, no hago otra cosa que trabajar por Madrid, por dejar una comunidad mejor que como la encontré. Mi única preocupación es que cuando llegue a ser ex presidenta vea que no aproveché la grandísima oportunidad que me ha dado el pueblo de Madrid a través de las urnas para mejorar las cosas.

P.- ¿Ha hablado con el presidente Casado de este asunto?

R.- Hemos hablado en algunas ocasiones…

P.- ¿En cuántas ocasiones? 

R.- Bueno, no sé, esto tampoco lo puedo contar…Él sabe…

P.- Sea transparente, usted siempre es muy transparente…¿Cuándo fue la última vez?

R.- Pero eso es otra historia. Cuando se negocia, cuando se habla en persona, en privado, si vas desvelando estas cuestiones… aparte de que se enmaraña todo más…es que un diálogo es una relación entre dos. Yo no tengo el derecho a destapar lo que hablas con otra persona, ni cómo ni cuándo. Pero soy sincera y lo que digo en público lo digo en privado. Y si yo he decidido ahora dar este paso, él lo sabe. Y yo creo que simplemente es una cuestión de tiempos y de organizarnos. No creo que vaya a más que esto.

P.- ¿O sea, que ve solución a corto plazo?

R.- Yo creo que sí.

P.- ¿Vemos luz en el horizonte? Los ciudadanos de centroderecha en Madrid y en toda España lo que queremos es que no haya lío. 

R.- Estamos obligados a que sea así y a dejar dejar de hablar tanto de cuestiones que sólo son importantes para nosotros. Tal como están las cosas en España, que estamos viendo cómo se están disparando los precios, cómo la clase media-baja va a empezar a sufrir como nunca porque va a perder el nivel adquisitivo, con tantos ERTE sin resolver, con las previsiones de organismos internacionales que dicen que España está haciendo cálculos en base a datos inexistentes, que vemos cómo el ataca a la capital de su país, cómo pacta presos por Presupuestos, cómo quiere descapitalizar nuestro Estado y señala a Madrid como el culpable de las cosas para freír a impuestos a la empresa madrileña, que es la que tira de todo. En fin, lo juntas todo y parece una pesadilla. Y sé que el Partido Popular está en esto, trabajando para ser una alternativa. Y yo, desde luego, para seguir siendo un lugar de referencia para aquellos que quieren vivir con prosperidad, en libertad y que no se resignan a que les cambien España por la puerta de atrás.

Поделитесь этим с вашими друзьями (Compártelo con tus amigos)

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован.