La ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, ha llamado este jueves a todos aquellos niños y niñas que sufren violencia y acoso a que denuncien estos hechos. Lo ha hecho con la misma proverbial hipocresía con la que calló el brutal mobbing que aplicaron al abogado José Manuel Calvente por negarse a ignorar las corruptelas de los podemitas. Belarra pudo haber denunciado el acoso a Calvente y no lo hizo.

Mientras Belarra adoctrina a los niños, — «Si alguien os está haciendo daño, os insulta, os agrede, toca vuestro cuerpo sin consentimiento u os hace pasarlo mal en la escuela, pase lo que pase, pedid ayuda, estamos aquí para ayudaros»— olvida cómo Podemos tuvo que indemnizar con 35.000 euros al abogado que despidió con una falsa acusación de acoso sexual.

Hay que recordar que el ex coordinador jurídico de Podemos fue despedido tras investigar la financiación ilegal del partido de Pablo Iglesias gana a la formación morada en los Juzgados. Podemos reconoció que el despido fue improcedente y que no existió un supuesto acoso laboral y sexual a la abogada Marta Flor Núñez, por ello el Juzgado de lo Social número 10 de Barcelona ha condenado al partido a indemnizar al letrado.

Durante su intervención, la ministra ha hecho referencia a una de las «lacras» contra las que lucha la LOPIVI, como es la violencia que se ejerce a través de las nuevas tecnologías, que se concreta en el ‘grooming’, la ‘ciberviolencia de género’ o el ‘ciberbullying’. A su juicio, «muchos» niños y adolescentes en España han sido y son víctimas de este tipo de violencias, una realidad que ha tachado de «dolorosa», al ser acciones que se quedan para siempre en la red y que sufren incluso estando en casa. «El ciberacoso destroza infancias y adolescencias y las instituciones no vamos a mirar para otro lado», avisa.

Así lo ha afirmado Ione Belarra en un acto institucional organizado este jueves por el Día Universal para los Derechos de la Infancia y la Adolescencia, que se ha centrado en la Ley de protección integral a la infancia y la adolescencia frente a la violencia (LOPIVI), aprobada este año.

Además de referirse a los niños, Ione Belarra también ha querido lanzar un «mensaje» a «todas» las personas en general. «Quiero que penséis antes de publicar algo, si puede dañar a otra persona; que penséis si reenviando esa foto o ese mensaje estáis atentando contra la intimidad de alguien; que penséis antes de burlaros de un compañero de clase; que penséis, en definitiva, que la tecnología está para unir a las personas y no para separarnos», ha instado. «Tenemos la responsabilidad de hacer de las redes sociales un espacio seguro y más amable», añade.

Compártelo con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.