Actualizado:26/11/2021 00:37h

Guardar

El aspecto del
cabello
tiene una gran influencia en el estado de ánimo de las mujeres. Y uno de los problemas que puede afectarle es la
caspa
. Esas escamas blanquecinas o amarillentas, que incluso pueden caer sobre los hombros y resultan muy visibles si se lleva ropa oscura, pueden provocar una gran incomodidad. El doctor Juan Jiménez Cauhé, dermatólogo en el Hospital Ramón y Cajal, y miembro de la Academia Española de Dermatología y Venerología (AEDV), explica que «no se conoce la causa exacta, pero se sabe que un crecimiento excesivo de Malassezia furfur (un hongo que forma parte de la flora normal de la piel y el cuero cabelludo) puede contribuir al aumento de la velocidad de renovación de las células epidérmicas».

En realidad, las escamas blancas o amarillas es piel muerta que se va desprendiendo del cuero cabelludo.

Por qué aparece la causa

Aunque se desconoce exactamente la causa que provoca la caspa, hay diversos factores que sí se sabe influyen en su aparición. El dermatólogo Juan Jiménez Cauhé cita «factores endógenos entre los que destacan los cambios hormonales pueden influir, por ello suele comenzar en la pubertad; puede existir una predisposición genética, por lo que en personas con tendencia a la piel grasa es más frecuente; algunas enfermedades dermatológicas como la dermatitis seborreica, la psoriasis o la
dermatitis atópica
también la favorecen, así como ciertos medicamentos y enfermedades sistémicas (como el VIH o el Parkinson) pueden asociarse a un aumento de la caspa». El experto, además, añade algunos factores externos. «La caspa empora en invierno y mejora en verano. Aunque no está causada por factores ni desequilibrios emocionales, como cualquier condición de la piel, puede empeorar en las épocas de mayor estrés. Y el uso de productos capilares no adecuados o excesivamente grasos, puede favorecer igualmente su aparición».

De izquierda a derecha: Champú anticaspa cabello seco Dercos de Vichy (14,80 €); Champú anticaspa grasa Nutradeica de Isdin (22,05 €); Champú anticaspa seca Sqanorm de Ducray (10,05 €)
De izquierda a derecha: Champú anticaspa cabello seco Dercos de Vichy (14,80 €); Champú anticaspa grasa Nutradeica de Isdin (22,05 €); Champú anticaspa seca Sqanorm de Ducray (10,05 €) – DR

¿Caspa seca o caspa grasa?

Para tratar la caspa es fundamental tener un diagnóstico personalizado por parte de un dermatólogo. Y uno de los primeros aspectos es diferenciar si se trata de caspa grasa o caspa seca. La doctora Rita Rodrigues, dermatóloga de la unidad de Tricología y Trasplante Capilar del Grupo Pedro Japón, comenta que «la caspa grasa (también llamada pitiriasis esteatoide) es una manifestación de la dermatitis seborreica. Las escamas suelen ser amarillentas y oleosas y no se desprenden fácilmente de la piel. En cambio, la caspa seca (pitiriasis simple), que es la más habitual, es una descamación más fina, blanca o grisácea, que sí se desprende fácilmente».

En general, en sus manifestaciones más leves, la caspa no provoca molestias, salvo la incomodidad estética. Pero en ocasiones la caspa puede ir acompaña, además, de picor, quemazón e incluso eritema. En este último caso, normalmente, está asociada a una dermatitis seborreica y será necesario un tratamiento médico para mejorar todos los síntomas.

De izquierda a derecha: Champú anticaspa para cabello graso Melaleuca de René Furterer (17,35 €); Champú anticaspa Seskavel de Sesderma (13,50 €); Champú anticaspa purificante PhytoSquam de Laboratorios Phyto (14,90 €).
De izquierda a derecha: Champú anticaspa para cabello graso Melaleuca de René Furterer (17,35 €); Champú anticaspa Seskavel de Sesderma (13,50 €); Champú anticaspa purificante PhytoSquam de Laboratorios Phyto (14,90 €). – DR

¿Se puede eliminar la caspa?

La caspa seca sí puede llegar a desaparecer, sin embargo, la caspa grasa, suele necesitar tratamientos de mantenimiento. «La caspa desaparece cuando se aplican los tratamientos adecuados, pero retorna en cuanto se interrumpe su aplicación. De hecho, es un error muy frecuente en consulta: los pacientes usan los champús prescritos y siguen las pautas terapéuticas hasta que ven que ya no tienen caspa; los dejan y la caspa vuelve», señala la doctora Rita Rodriges.

Aunque existen remedios y trucos caseros que afirman eliminar la caspa, no hay evidencia científica, y la única solución eficaz es utilizar un champú anticaspa específico, según se trate de caspa grasa o seca. Utilizado de forma correcta, el champú anticaspa minimiza los brotes, combate también el picor, si existe, y mejora el aspecto del pelo con caspa. Por otra parte, los casos más severos pueden llegar a necesitar «tratamientos sistémicos con corticoides, antifúngicos, queratolíticos…», afirma la dermatóloga del Grupo Pedro Jaén.

Cómo cuidar el cabello con caspa

Cuando existe un brote hay que lavar el pelo con champú anticaspa de forma frecuente, incluso a diario, si es necesario. Una vez que el brote está controlado, los expertos aconsejan utilizar una vez a la semana el champú anticaspa y lavar el pelo con un champú suave el resto de días. Se pueden usar también
acondicionadores y mascarillas
para hidratar el pelo, preferentemente adaptados a este tipo de cabellos: con caspa o grasos. Aunque los productos de peinado no provocan caspa, el doctor Jiménez Cauhé explica que «sí pueden dejar residuos en el cuero cabelludo y volverlo más graso. No es necesario evitarlos, pero se recomienda limitar su uso. Por otra parte, en los casos de caspa seca, sin picor ni inflamación, se pueden usar tintes. Pero en el caso de dermatitis seborreica, se deben evitar, ya que pueden empeorar la situación».

Ver los
comentarios

Compártelo con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.