Cataluña pide el toque de queda a partir del viernes para frenar la sexta ola

retrocede muchas casillas en la gestión de la covid. La Generalitat de Cataluña anunció este lunes que quiere aplicar el toque de queda para controlar el aumento “desbordado” de contagios. El Govern prevé, además, cerrar el ocio nocturno y limitar los encuentros sociales a un máximo de 10 personas. El incremento drástico de los positivos en las últimas semanas obliga a los responsables políticos a aplicar estas nuevas restricciones para “dar respiro” a los centros sanitarios y a sus profesionales. “Es un paso atrás absolutamente necesario” justificó el consejero de Salud de la Generalitat, Josep Maria Argimon.

La voluntad del catalán es aplicar el toque de queda de una de la madrugada a las seis. Cataluña, además, prevé reducir al 50% los aforos de la restauración, y al 70% en los ámbitos deportivos y culturales. “No hemos podido avisar a los sectores afectados, es verdad”, admitió Argimon, “pero el virus tampoco nos ha avisado a nosotros”. El Govern pretende entregar en las próximas horas la nueva resolución al Tribunal Superior de Justicia, que deberá avalarlas.

Las nuevas medidas cambian de 0 a 100 el panorama a las puertas de Navidad. Hasta ahora, el discurso de la Generalitat era de prudencia y de confianza en la vacunación. Los últimos datos epidemiológicos, sin embargo, han desequilibrado la balanza a favor de las peticiones de los científicos. El comité asesor de la Generalitat en materia de ya entregó el viernes un Informe en el que alentaba al Govern a implementar medidas a las puertas de Navidad, donde la interacción social, y por lo tanto el riesgo de contagio, aumentará aún más.

La decisión del Govern no ha sido fácil. La reunión de la comisión delegada en materia de covid, liderada por el propio president Aragonès, se alargó más de lo habitual y duró cerca de tres horas. Por una parte, el Departamento de Salud reclamó restricciones duras, mientras que otros Departamentos se mostraron más precavidos. “Salud se ha plantado”, explica una fuente conocedora de la discusión. “Las decisiones no han sido sencillas”. El Govern, en todo caso, mantiene las cabalgatas de reyes. “A excepción de Barcelona, en muchos municipios no son multitudinarias”, justificó Argimon, “y es una celebración dirigida a los niños durante pocos años”.

Las nuevas medidas implantadas por el Govern llegan a las puertas de la celebración de la Conferencia de Presidentes Autonómicos prevista para este miércoles y en la que el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, tiene previsto reclamar medidas “coordinadas” en todos los territorios. ha sido una de las comunidades más restrictivas en la gestión de la pandemia, al contrario que otras zonas como Madrid. La presidente de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz-Ayuso, ya dejó claro de nuevo este lunes “no estar en condiciones de aplicar más restricciones”. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anticipó el domingo que el encuentro pretende “analizar la evolución de la y estudiar medidas compartidas para hacerle frente”, aunque no concretó ninguna.

hace días que busca hacer frente a la sexta ola. El Departamento de Salud ultima el cambio de protocolo para los contactos estrechos anunciado la semana pasada a raíz de la mayor transmisibilidad de ómicron. A partir del próximo jueves 23, todos los contactos estrechos de un positivo deberán hacer cuarentena, estén o no vacunados. Este protocolo, sin embargo, exime del confinamiento a los usuarios de las residencias donde la cobertura vacunal supere el 85% y a los profesionales sanitarios sin sintomatología.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.

Suscríbete

Los responsables políticos creen que ómicron será mayoritaria en Cataluña “la semana que viene”, tras corresponder al 30% de los positivos actuales. Su expansión implica que los ambulatorios sufran cada vez más presión, aunque la directora del Servicio Catalán de la Salud, Gemma Craywinckel, considera que “no están colapsados”. La situación, explicó en rueda de prensa por la mañana, es de “saturación, pero no colapso”. Craywinckel reconoció que algunos centros han pedido a los profesionales que cambien sus días de vacaciones o festivos, a la vista del aumento de casos. “Lo mejor es que los profesionales y los centros pacten sus días”, insistió, aunque recordó que en caso de necesidad existe una norma que habilita a la dirección a “denegar los permisos de vacaciones”, aunque “no es la idea llegar a este punto”.

Los casos positivos se han duplicado en una semana, y la comunidad ya registra 35.000 positivos semanales, unas cifras que se acercan a los 52.000 que se notificaron en verano. Este aumento impacta en los hospitales, que ya suman 1.300 hospitalizados por covid, 310 de ellos en las UCI. La previsión del Departamento de Salud es que alcance los 500 críticos a final de año. “Si comparamos las cifras actuales con la de hace un año vemos que tenemos tres veces más de incidencia, pero la misma presión en las UCI, y una mortalidad tres veces menor”, comparó Argimon. “Esto implica que las vacunas han funcionado”.

Salud abre la tercera dosis a los vacunados con AstraZeneca

convoca desde este lunes a las personas vacunadas con Astra Zeneca para recibir la tercera dosis, sean o no mayores de 60 años. Se trata de colectivos de personal esencial que fueron vacunados con los viales de la farmacéutica anglosueca hace más de tres meses, unas 200.000 personas en Cataluña, vinculados al sector de la seguridad o la docencia, entre otros.

Los estudios del servicio de salud del Reino Unido constatan, según la secretaria de Salud Pública de la Generalitat, Carmen Cabezas, que la efectividad de AstraZeneca es menor ante la variante ómicron, por lo que la protección de este colectivo es prioritaria para la Generalitat. Según los informes del inglés, las personas que reciben la tercera dosis de refuerzo aumentan al 70% sus defensas ante la variante ómicron. Cataluña está actualmente inoculando un tercer pinchazo a las personas de ente 60 y 69 años, y convocará a nuevas edades esta semana, según anunció el consejero de Salud, Josep Maria Argimon. Cabezas también hizo un llamamiento para que se vacunen de nuevo las personas que recibieron la de Janssen.

La dosis de refuerzo cuenta con una notable aceptación entre las personas mayores. Un 80% de las personas mayores de 80 años ya cuenta con el tercer pinchazo; por un 70% entre los usuarios de 70 a 79 años. La cobertura de la dosis de refuerzo en el colectivo de entre 60 y 69 años alcanza el 47,6%.

Поделитесь этим с вашими друзьями (Compártelo con tus amigos)

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован.