El Ayuntamiento de Barcelona, en manos de Ada Colau (En Comú), ha rechazado este miércoles organizar actos con motivo del Día de la Constitución. El grupo municipal del PP en la Ciudad Condal había solicitado formalmente celebrar la Carta Magna con carácter oficial, pero el Consistorio se ha negado.

Tal como trasladan fuentes del entorno del concejal Josep Bou a OKDIARIO, los populares querían poner en valor «los valores de la Constitución», es decir, «la concordia, la unidad, la pluralidad, el consenso, la libertad, la igualdad y la solidaridad». No obstante, se han topado de nuevo, dicen, «con el sectarismo» de Ada Colau y los suyos. «Una vez más, el gobierno municipal da la espalda a todos los barceloneses que creen en la Constitución como marco de libertad y convivencia», ha reprochado Bou.

En la mañana de este miércoles el Ayuntamiento ha celebrado una comisión de Presidencia. En dicho foro, el PP ha trasladado en un ruego al Gobierno local la petición de que el próximo 6 de diciembre Barcelona prepare «una serie de actos, con simbología y protocolo institucional, de la misma forma que se celebran fiestas locales o regionales». Quieren poner al mismo nivel fechas como la Diada de Cataluña, el Día de San Jordi, el 12 de Octubre y el día de la Constitución. «Deberían tener un protocolo de celebración similar, con autobuses y edificios engalanados con las banderas oficiales entre otras cosas», destacan desde el PP.

Sin embargo, el Ayuntamiento se ha mostrado en contra sin dar muchas explicaciones. Cabe recordar que ya en otras ocasiones el Ejecutivo de Colau ha hecho desplantes a los símbolos oficiales del Estado. El presidente del grupo municipal popular ha recordado que en la Constitución se aprobó con un apoyo incontestable del 90%.

“La Constitución sigue siendo el mejor marco para afrontar un futuro común de libertad, bienestar y prosperidad. Es de todos y es para todos, y no se puede cuestionar su vigencia, sin fundamento alguno”, ha defendido Bou. Desde el partido de destacan que la Carta Magna de 1978 fue para y para los ayuntamientos de todo el país el éxito de lograr la mayor cuota de autogobiernos. «Supuso el reparto competencial entre el Estado, la Generalitat de y los ayuntamientos, eso fue porque hubo un gran acuerdo que todos debemos corroborar y homenajear», destacan desde las filas populares.

Cocapitalidad

Precisamente este miércoles Colau ha presidido un acto para conseguir más fondos de las arcas del Estado a favor de su ciudad. A pesar de que reniega de la Constitución española, no ha dudado en hacerse la foto con los ministros de Cultura y Deportes, Miquel Iceta, y de Ciencia, Diana Morant, respectivamente, en la firma de un convenio que dota a la ciudad catalana de la cocapitalidad cultural y científica. Todo ello aderezado con unas jugosas inversiones adicionales de 20 millones de euros.

Firma del convenio sobre la cocapitalidad de Barcelona.

Iceta ha empujado a toda costa este proyecto para tratar de contentar a los catalanes. Para dejar notar la impronta del PSC en este plan se han dejado ver en el acto el teniente de alcalde Jaume Collboni y la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera. Todos ellos han convenido en que estamos ante un acto de «justicia e inteligencia» con la ciudad en una muestra de «federalismo». Iceta, además, ha argumentado que se trata de la prolongación de un convenio que se hizo con los Gobiernos de José Luis Rodríguez Zapatero y Jordi Hereu, pero que quedó «interrumpido» y ahora se da un segundo empujón para su continuidad.

Sobre este tema, del PP, se ha pronunciado Andrea Levy, concejal de Cultura de Madrid y catalana. Ha afeado «la deriva federalista que está llevando a cabo Iceta en los últimos meses”. Ha lamentado la reciente dimisión de la directora de Bellas Artes del Ministerio por los proyectos del ministro.

Levy ha censurado que “el ministro pretende federalizar la cultura con decisiones como trasladar joyas arqueológicas del Museo Arqueológico Nacional, como la Dama de Elche”. Ha afeado que “imponga sus intereses a la opinión de los expertos que le contradicen». «Desintegrando las instituciones se quiere contentar a unos territorios sobre otros», ha agregado.

La edil ha enmarcado esto como “un ejemplo más de la forma de entender la cultura que tiene este ministerio, que se suma a los 20 millones que ha regalado a Barcelona obviando por completo a Madrid, que ha sido ejemplo de trabajo constante de su tejido cultural para mantenerse a flote en plena y que, además, ha demostrado que sabe hacer las cosas bien”. Por último para Levy, “resulta paradójico que se premie con 20 millones a Ada Colau cuando al mismo tiempo impide la instalación de una escultura del Quijote en Barcelona”.

Compártelo con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.