Una de las grandes preocupaciones que suelen tener todos los padres cuando se trata de acostar al bebé, es conseguir que se duerma y que no se despierte en mitad de la noche, pero importante es también procurar que el descanso del pequeño sea siempre bajo la mayor seguridad. Conozcamos entonces a continuación, cómo es más seguro que duerma el bebé.

Cómo es más seguro que duerma el bebé

Aunque la clave está en dejar que el bebé duerma sin más en su cuna, sin la necesidad de taparlo demasiado o de usar una almohada, será bueno repasar algunas de las pautas clave para garantizar la seguridad del bebé mientras duerme. Son estas:

  • Coloca a tu bebé boca arriba: La posición más segura para que su bebé duerma es boca arriba. De esta forma las vías respiratorias siempre quedan libres y evitaremos el síndrome de muerte súbita (SMSL), que puede ocurrir más frecuentemente (aunque en realidad nadie sabe porqué suecede), si el bebé está dormido de lado o boca abajo.
  • Haz que duerma sólo en superficies estables: Sabemos que los bebés tienden a quedarse dormidos en casi todas partes. Sin embargo, siempre debemos tener claro que aunque es tentador que se quede dormido sobre una superficie blanda, ya sea un cojín o el sofá, es mucho más seguro dejarlo dormir en superficies estables como el colchón.
  • No dejes objetos en la cuna: Los bebés tienden a retorcerse mientras duermen, así que no dejes objetos de diversos tipos como almohadas, juguetes o muñecos de modo que evitarás que tu bebé se pueda asfixiar con ello.
  • Usa un saco de dormir: Si tu bebé se suele mover mucho cuando duerme puedes recurrir al saco de dormir que garantizará a tu bebé un sueño tranquilo y seguro, sobre todo porque podrá sentirse protegido y descansará más a gusto.
  • Asegúrate que la temperatura es la idónea: Es importante mantener constante la temperatura ambiente (la temperatura ideal es entre 16-20 grados), de esta forma tu bebé no correrá el riesgo de calentarse demasiado.

¿Y si dormimos con el bebé? 

En el caso de que nuestro bebé, especialmente si es un recién nacido, duerma con nosotros, lo que se llama colecho, será importante también tener cuidado con su seguridad.

Es necesario que el bebé duerma siempre boca arriba como ya hemos comentado, pero además será bueno no cubrirlo demasiado y tampoco colocarlo en medio de los dos o contra una pared. Es mejor que la madre o el padre duerman de lado, mirando hacia el bebé y que rodeen a este con un brazo para crear un arco con el que se sienta protegido.

Compártelo con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.