Cómo hacer un helado de dulce de leche sin heladera

¿Cómo puede una tan sencilla ser tan perfectamente deliciosa? El helado de dulce de leche es fácil de preparar, económico y una idea genial para consentir a los niños. Esta cremosa mezcla es la fusión de dos ideas que surgieron en épocas distintas: el helado y el dulce de leche. Del primero algunos historiadores piensan que pudo haberse originado en la antigua China, cuando mezclaban la montañosa con trocitos de frutas o algún jarabe dulce. Para esta puedes utilizar dulce de leche que compres en el supermercado, incluso leche condensada. Pero también es una buena opción preparar en casa tu propio dulce de leche, usando una lecha con porcentaje graso, de buena calidad.

En cambio, el dulce de leche es mucho más reciente, aunque no tanto. Se cree que pudo originarse como un accidente de en Francia, cuando un pastelero de Napoleón Bonaparte (1769-1821) quemó accidentalmente la leche mientras cocinaba. Existe también la versión de Argentina, donde una cocinera del gobernador Juan Manuel Rosas (1793-1877) también quemó la leche. Sea cual sea el verdadero origen, el sabor es perfecto, dulce y delicioso.

Aunque el dulce de leche no tiene un aporte nutricional de valor importante, sienta muy bien cuando acompaña otros alimentos, como pan tostado, galletas, panqueques, incluso helado, éste último suele ser alto en grasas, por lo que se recomienda comerlo en cantidades prudentes. Todo dependerá de la calidad de la leche con que se prepare. A continuación, una fácil para que hasta el más fit disfrute.

Ingredientes:

  • 400 gramos de dulce leche
  • 350 mililitros de leche
  • 200 mililitros de nata líquida
  • Vainilla (opcional)
  • Preparación:

    1. Pon a calentar el dulce de leche con la leche en una cacerola. A fuego lento, remueve suavemente hasta homogeneizar la mezcla.
    2. Retira del fuego y deja que repose.
    3. La nata debe estar refrigerada.
    4. Cuando haya enfriado lo suficiente, sácala y vierte la nata líquida en un bol.
    5. Utiliza unas varillas o una batidora de repostería para montar la nata hasta que esté cremosa.
    6. Cuando el dulce de leche esté frío, lo añadimos a la nata montada.
    7. Agrega una cucharadita de vainilla fría.
    8. Removemos con una espátula de madera todo hasta que incorporen los ingredientes.
    9. Lleva al congelador durante 3 o 4 horas, revolviendo cada 20 minutos para que no se cristalice la mezcla. La idea es obtener una textura cremosa.Helado casero

    Cuando el helado de dulce de leche esté listo, sirve con el topping de tu preferencia. También puedes servir en conos de helado o como acompañantes de tu plato de frutas. Te garantizo que querrás comer más de una vez cuando lo hayas probado.

    ¡No le des tantas vueltas y enciende la batidora (incluso tu licuadora) para preparar un postre perfecto y delicioso!

    Поделитесь этим с вашими друзьями (Compártelo con tus amigos)

    Добавить комментарий

    Ваш адрес email не будет опубликован.