La Lotería de 2021 se acerca por el horizonte, en unas semanas tendremos el esperado sorteo que puede darnos una alegría necesaria en estos tiempos que corren. Miles de euros pueden ser nuestros solo invirtiendo una cantidad pequeña de 20 euros en un décimo ganador. Hoy en día estos 20 euros pueden ser demasiado para muchas familias que no llegan a final de mes o simplemente queremos no gastar tanto. Compartir el décimo puede ser la forma de participar en el sorteo o al menos de intentar aumentar las posibilidades. La suerte puede llegar desde cualquier parte. Si estás pensando en compartir un décimo con familiares o amigos, así es como se certifica un décimo compartido de la Lotería de Navidad 2021.

Lotería de 2021: ¿Cómo se certifica un décimo compartido?

El primer paso será elegir el décimo entre todos, podemos comprarlo en una administración de lotería de forma física o hacerlo online. El décimo debe estar físicamente en manos de la persona que se hará responsable de él. Es decir, el que lo custodiará gasta el momento en que se realice el sorteo, debe estar bien guardado y no sufrir ningún contratiempo.

Las personas que no tengan el décimo dispondrán de una certificación conforme también son copropietarias del mismo. Se harán fotocopias para cada una de las personas que han comprado el décimo. En cada copia debe figurar el DNI de cada participante y el importe que paga, no está de más poner la fecha para que quede claro que se ha realizado la compra y el certificado antes del sorteo.

De esta manera el décimo estará perfectamente identificado, todo el mundo tendrá una copia y se podrá constatar que es de varias personas. Esta sería la manera tradicional de hacerse con un décimo entre varias personas. Estos 20 euros se pueden repartir entre varias personas para poder comprar uno o más números a medidas, así se puede ampliar la oferta y ganar un poco más.

También podemos usar las nuevas tecnologías para amplificar esta certificación. Haremos foto del décimo por ambas caras con los datos de cada persona, con el DNI y los datos de esa inversión, el dinero que ha aportado cada participante en el décimo y lo enviaremos vía correo electrónico o mensaje. De esta manera será más fácil de demostrar que se trata de un décimo compartido que se debe cobrar a través de la parte proporcional de lo que se invierte. Es decir, no será lo mismo cobrar si se han pagado 5 euros del décimo que 10, las partes deben estar perfectamente delimitadas.

Se puede documentar este hecho a través del correo electrónico, el WhatsApp, Telegram, sistemas que permitan comprobar con fecha y hora el acuerdo establecido. De esta manera en caso de duda, se podrá realizar la correspondiente reclamación ya que solo se puede cobrar un décimo entero. En este caso el que lo tenga acompañado del resto de miembros del grupo debe cobrarlo y repartirlo tal como figura el acuerdo, en función de la inversión realizada por cada miembro del grupo.

Compártelo con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.