Confebus cree que no se han estructurado bien las ayudas europeas de 400 millones para renovar las flotas

Confebus lamenta el modo en el que se han estructurado las ayudas de 400 millones de euros que, dentro de los fondos europeos de recuperación, se van a destinar en los próximos meses a impulsar la descarbonización del transporte profesional de mercancías y viajeros por carretera, ya que incluyen “ciertas dificultades” y “ciertas limitaciones” que hacen muy difícil, y en algunos casos “imposible”, el consumo de estos fondos.

Así lo ha explicado a OKDIARIO Rafael Barbadillo, de esta patronal que agrupa a 3.200 empresas, 95.000 trabajadores y más de 42.000 vehículos que transportan anualmente más de 3.155 millones de viajeros.

Al referirse a los 140.000 millones de euros del NextGeneration que llegarán a España, destacó que “el sector estaba muy ilusionado con la llegada de estos fondos”.

“Nosotros elaboramos a finales de 2020 un plan de recuperación sobre lo que tenían que ser para el sector. Encajaba perfectamente con los criterios de Bruselas. Se van a financiar temas de sostenibilidad y temas medioambientales que son un claro objetivo claro para el transporte”. Además “en nuestro sector tenemos mucho trabajo que hacer por la digitalización”, agregó.

“El transporte se ha convertido. La movilidad se ha convertido en un gran proveedor de datos y, a partir de ahí, se pueden desarrollar muchísimas aplicaciones para precisamente mejorar el servicio y dar más información al viajero”.

P.- ¿Y cómo se ha preparado la llegada de estos fondos?

R.- “ La verdad es que el ha empezado ya a poner en marcha alguna de las ayudas, pero estamos preocupados. Queremos que los fondos lleguen a todas las empresas del sector. Ni a las grandes, ni a las pequeñas. A todas las empresas del sector para tratar de que perviva todo el sector del transporte”.

“Una de las medias son los 400 millones de euros para la renovación de flotas, para la renovación de los vehículos industriales, mercancías y viajeros. Pero tiene ciertas dificultades, o ciertas limitaciones, que van a dificultar el consumo de estos fondos”.

“Esperemos que, cómo se pueden consumir hasta abril del 2024, se vea si el consumo de estos fondos es el adecuado”, y si no lo es “se articule algún tipo de mejoras, o de rectificaciones, para permitir que ese consumo de fondos sea que tiene que ser. Que el sector haga una renovación de flotas”. En el plan “se prima el vehículo eléctrico. Se prima el vehículo de hidrógeno. Hay una para vehículos de hidrógeno y eléctricos que es exactamente la misma cuantía, cuando las inversiones, tanto en un vehículo como en otro, no tienen nada que ver”.

De hecho, “el hidrógeno es una tecnología incipiente. Hay prototipos, se están probando por muchas de las compañías del sector. Estamos probando, viendo las ventajas que inconvenientes tiene la operación de vehículo de este tipo. Hay problemas en el suministro de hidrógeno porque no hay hidrógeno en el país y los vehículos de hidrógeno son muy caros”.

“Te obligaría a tener que adaptar las instalaciones de las empresas para repostaje. Es decir, son inversiones muy cuantiosas y entendemos que el porcentaje de ayudas cubre muy poco. El incentivo al cambio tecnológico no es suficiente. Entendemos que tienen que incrementarse estas ayudas para el sector y, además, hay alguna dificultad añadida para el achatarramiento de la flota actual”.

“También hay una serie de ayudas para la chatarra, pero te piden que la esté en vigor. Hubo vehículos que se dieron de baja durante la pandemia porque `si no tengo trabajo para este vehículo, lo doy de baja en Tráfico´”.

“¿Para qué voy a pasar la si es un vehículo para el que todavía no tengo trabajo?. Y ahora resulta que hay ayudas al achatarramiento. Y por culpa de que no tengo la ITV en vigor, no me puedo acoger. No tiene mucho sentido si se trata de eliminar flota vieja, o flota más contaminante, para sustituirla por vehículos menos contaminantes. Entendemos que a esto se debería buscar alguna solución”. “También el tema del hidrógeno y el eléctrico está muy bien, pero está el gas, que también permite inversiones en vehículos de gas”.

“Tenemos que contar con todas las tecnologías disponibles y queremos garantizar la movilidad. Hoy por hoy todavía está el vehículo de combustión. El vehículo de combustión movido con ecocombustibles. Los fabricantes de las petroleras están realizando ecocombustibles. La producción de combustible con cero emisiones netas, que contribuye también a garantizar la movilidad”. “No hay que hacer una gran inversión en biotecnología porque ya tienes el vehículo que te vale y podríamos utilizar este tipo de combustible”.

P.- ¿Cómo es el reparto de los fondos?

R.- “Este dinero va a las comunidades autónomas en función del número de autorizaciones de transporte que tiene cada comunidad. Tienen que hacer una pequeña regulación y empezar a atender las solicitudes que vaya viendo por parte del sector”. “Las comunidades autónomas tienen tres meses para ponerlo en marcha.

P.- Esperamos que luego no se abra el periodo de presentación a las ayudas en vacaciones y con pocos días de plazo, como hizo Industria este agosto con fondos para digitalizar empresas

R.- “Eso pasó con las ayudas que hubo para la movilidad urbana. Hubo ayudas para las entidades locales. Mil millones de euros para las entidades locales. Efectivamente se abrió el plazo en pleno verano. Había muy poco plazo para presentar las solicitudes. Parte era para renovar la flota urbana y otra parte para acciones como crear carriles bicis, zonas de bajas emisiones….”, “Muchos ayuntamientos no han podido hacerlo precisamente por el periodo donde se puso en marcha la ayuda”.

“Todo es una oportunidad y tenemos que hacerlo bien. Es mucho dinero a consumir en muy poco tiempo y por eso tenemos que ver cuál es el objetivo principal”. “Se trata de que el dinero llegue. Que llegue a las empresas y que nos permita hacer los cambios que tenemos que realizar con el apoyo europeo”. “Habrá que eliminar alguna serie de barreras y facilitar la llegada de los fondos”.

Real Decreto que regula las ayudas de 400 millones

El Consejo de Ministros aprobó en noviembre el Real Decreto que regula las ayudas de 400 millones para impulsar la descarbonización del transporte profesional de mercancías y viajeros por carretera.

Se conceden estas ayudas directas a las comunidades y define quienes pueden ser los beneficiarios finales y los requisitos para acceder a la financiación

Se pretende impulsar en España las tecnologías para la propulsión de vehículos con energías alternativas, descarbonizar las flotas y mejorar la calidad del aire en las urbes.

Поделитесь этим с вашими друзьями (Compártelo con tus amigos)

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован.