Ha comenzado la temporada de la NBA, y Antoni Daimiel y Guille Giménez vuelven a poner cara y voz a las retransmisiones en Movistar +. El Periódico conversa con ellos sobre los cambios que ha provocado el Covid en jugadores y audiencia, el futuro de Ricky, los «súper equipos» de talonario como los Lakers y, especialmente, sobre «la mayor explosión de talento joven más grande de la historia de la liga».

Antoni y Guille arrancan una nueva temporada de la NBA en Movistar +. Para el primero es la 27ª, el segundo enfila la 16ª, “no tantas como Antoni, pero la cornada ya tiene dos trayectorias”. Aunque el lema sigue siendo #Dormiresdecobardes, Giménez confiesa que “dormir es casi un privilegio. Sobre todo, dormir ocho horas del tirón”.

La NBA regresa a la normalidad con síntomas post-pandemia. Para Daimiel, “se piensa que los deportistas tienen unas vacaciones dignas de los reyes Austrias, pero descansaron menos entre una temporada y otra. Eso provocó que los equipos se sacrificasen menos en defensa. Y ahora de repente ha dado un giro a muchos años atrás: más defensa, más permisividad arbitral. Eso gusta a la gente mayor, pero a la NBA, por marketing, le interesa que sea vistosa”.

Explosión de talento

Guille sentencia categórico que “asistimos a la explosión de talento joven más grande de la historia de la NBA. Cualquier chaval tiene un futuro esplendoroso. Alucino, sobre todo, con jugadores exteriores”. ¿Mucho jugón? “Mucho jugón y mucho flipao”, puntualiza. Sale Daimiel a la ayuda: “Hay jugones flipaos y flipaos que no son jugones. Hay un grupo de exteriores de menos de 25 tremendos. Morant, Alexander, Trae Young, Doncic.. Luego están veteranos como Lebron o Curry… Y hay un fenómeno a estudiar: los europeos no vemos como un gran jugador a Antetokounmpo, que amenaza seriamente a Nowitzki como mejor producto europeo”.

Toca hablar de españoles y Antoni hace una reflexión inquietante: “Con la marcha de Pau y Marc se vuelve a unos términos normales para España. Era un exceso, en el mejor sentido, tener jugadores tan importantes en la NBA. Por población y cultura deportiva no nos correspondía. Hay que evitar pasar del todo a la nada. El baloncesto es importante aquí, con muchas licencias y grandes entrenadores, pero parece que costará exportar jugadores a la NBA en los próximos años. parece que tiene una generación más potente”.

Momento Ricky

Repasando nombres, Giménez apunta el de Santi Aldama. “Tengo mucha curiosidad. Es un jugador español diferente a lo que ha llegado allí desde España. Un tío de 2,11 con buena mano, se mueve bien… Y a ver si Ricky Rubio da el puñetazo y se convierte en un base más valorado, porque de los mejores ya lo es. Para mí es titular en un candidato al anillo”. Daimiel añade que “ha tenido muy mala suerte. En Utah estaba muy bien y de repente prescindieron de él. Ni él ni muchos lo entendimos. Se fue a Phoenix, un equipo joven, y lideró su evolución. Pero se puso a tiro Chris Paul y adiós a Ricky. Eso anímicamente le afectó. Casi no va a los Juegos, y al final acabó en el mejor quinteto y con actuaciones tremendas. Cuando empezó la temporada me llegó que estaba contento en Cleveland y se está notando. Creo que harán buena temporada y él será protagonista. No me extrañaría que acabase en un aspirante como Clippers o Philadelphia”.

La NBA parece un tablero de ajedrez movido por sus dirigentes para generar nuevos escenarios. Ahora estamos en época de “Súperequipos”. Comienza Guille abriendo boca con los Lakers. “Donde va Westbrook no crece el césped. Nunca pensé que Lebron apostaría por él porque le gusta rodearse de gente menos individualista, más tiradores puros”. “Lebron debe saber algo que no sabemos los demás, pero es difícil visualizar que vaya a funcionar bien. Es un temazo. Será el culebrón de la temporada”, añade Antoni.

Daimiel retoma el tema. “Hay mucha gente desde lo de Durant a Warriors que piensa que la NBA lo controla todo. Lebron a los Lakers, los Nets, equipos con Big 3 o Big 4… Los Warriors ya habían ganado anillos antes de Durant. Y es cierto que Lebron trasciende épocas y las estrellas generan un efecto de atracción. Pero Milwaukee drafteó a Anteto y cogió a Middleton como desecho de Detroit. Toronto captó a un Leonard con dudas por lesiones, Marc llegó a mitad de año y Lorry llevaba años allí…. Soy tradicionalista en esto y me gustan los equipos hechos a través del draft. Es saludable que a los equipos de talonario no les vaya bien”. Guille se suma: “En las finales Warriors-Cavs con Durant, la gente pensaba que el PSG eran los Warriors, y en realidad eran los Cavs, con el quinteto más caro de la historia. Ahora todo el mundo es de los Warriors”. Y apostilla Antoni, “es que los Warriors se hicieron a través del draft: Curry, Klay, Draymond…”.

Precisamente los Warriors se postulan como candidatos según Giménez: “Han hecho una 2ª unidad hecha y derecha con Porter, Bjelica, Pole o el cuñado de Curry, Damion Lee. Si vuelven bien Klay y Wiseman aspiran a todo”. Para Daimiel, “tienen lo más difícil: un modelo de éxito con 5 finales y 3 títulos, un entrenador infravalorado como Kerr y estabilidad. Son aspirantes en un Oeste sin tanto candidato. Hay que ver a Denver, Utah, si los Lakers cuadran…”.

Atentos a…

Llega el momento de las recomendaciones. Comienza Guille con “Miami. Tienen grandes jugadores y juegan muy bien como equipo”. Antoni apunta a “los Cavs, ¡con un triple poste que no se ve ni en la FIBA! Defienden en zona y hay que exprimir al mejor Ricky. Además, mis Wizards este año son divertidos”. Giménez cierra con “SosoMorant. Le entrevistamos y respondía todo en monosílabos, pero en la cancha es un escándalo”. Asiente Daimiel con una sonrisa.

Noticias relacionadas

Es hora de grabar Generación NBA, “este año más centrado en la diversión, con más cachondeo, para echar unas risas. De consumo en diferido sin ir tan pegado a la actualidad”. Así acaba con la conversación con Guille y Antoni, los culpables de nuestros desvelos.

Compártelo con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.