Crema de calabacín sin nata

La de calabacín sin nata puede ser igual de deliciosa que la presentación tradicional. Es probable que las primeras cremas se crearán durante las primeras civilizaciones humanas. La práctica de triturar y cocinarlos en agua es muy antigua, pudiendo ser un alimento en distintas fases históricas. Se cree que los primeros alimentos semilíquidos provienen del paleolítico, con la creación de los primeros utensilios de piedra. Posteriormente los franceses incorporaron la leche a las preparaciones cremosas. Fue la corte de del siglo XVII la que experimentó por primera vez esta preparación que luego perduró en la cocina occidental.

Es importante saber que la puede realizarse sin nata, leche o cualquier otro lácteo. Esta es una excelente noticia para las personas intolerantes a la lactosa o alérgicos. En la práctica, preparar cremas sin leche es preparar antes de la innovación hecha por Francia. En la actualidad, el acabado de estos preparados es mucho mejor debido a la existencia de la batidora y la licuadora. Esto permite obtener consistencias mucho más agradables al paladar. En cuanto al resto, lo importante con estas preparaciones es mantener el equilibrio del sabor en las verduras. Para eso, la cebolla es bastante útil.

La de calabacín sin nata es un caldo de cultivo de nutrientes positivos. Los calabacines proporcionan vitaminas A, B, C y E, omega 3 y otros minerales importantes. Por su parte, los puerros son ricos en ácido fólico y potasio. Esta es una mezcla muy nutritiva e ideal para regular muchas funciones en el organismo. A continuación, verás que sencillo es realizar esta receta… ¡Sigue leyendo!

Ingredientes:

  • 2 kilos de calabacines
  • 125 gramos de cebollas
  • 125 gramos de puerros
  • Sal y
  • Pimienta
  • Cómo preparar una de calabacín sin nata:

    1. Calentar un litro y medio de agua en una olla espaciosa.
    2. Limpiar los calabacines, las cebollas y los puerros.
    3. Trocear todas las verduras una vez que estén peladas y limpias.
    4. Colocar los calabacines, las cebollas y los puerros dentro de la olla con agua caliente. Cocinar durante media hora.
    5. Sacar las verduras una vez que estén cocidas, escurrir y reservar el caldo.
    6. Batir o licuar las verduras junto con 200 mililitros de caldo.
    7. Revisar la sal y agregar pimienta a la .
    8. Pasar la por el colador en caso de querer evitar grumos de las verduras batidas.
    9. Servir la de calabacín sin nata caliente.Crema de verduras

    La cantidad de caldo de verdura que se utilizará al licuar la mezcla dependerá de lo que desee el cocinero. Si se quiere más grueso, se debe utilizar menos agua y viceversa.

    La crema de calabacín sin nata es muy deliciosa y no tiene nada que envidiar a recetas similares. Prepárala y ve encontrando el sabor que te gusta… ¡A cocinar!

    Поделитесь этим с вашими друзьями (Compártelo con tus amigos)

    Добавить комментарий

    Ваш адрес email не будет опубликован.