El presentador de La noche en 24 horas de TVE, Xabier Fortes, tuvo suerte este martes de tener enfrente a alguien como Cuca Gamarra, portavoz del PP en el Congreso, una persona que no se apea de sus convicciones pero que, ante todo, es la amabilidad en persona y no gusta de llevar la sangre al río, sorprendida por la desaforada reacción de su interlocutor.

Fortes llevó a la portavoz popular como entrevistada estelar de la noche del martes, entrevistas en las que ya no es casualidad que acaben en enfrentamiento cuando no se trata de un político de izquierdas. Pero es que Fortes es un presentador que no oculta su sectarismo bajo ningún subterfugio.

En su afán por blanquear la alianza de con Bildu esta vez buscó el cuerpo a cuerpo con Gamarra retorciendo la historia: su objetivo era intentar poner en evidencia al PP de Casado por criticar el apoyo de los proetarras a los presupuestos del Gobierno socialcomunista trayendo a colación la etapa en la que José María Aznar ocupaba la presidencia del Gobierno y ETA seguía en activo.

Una y otra vez Fortes insistía en que Aznar defendía un acercamiento al entorno de los terroristas y preguntaba por qué ahora el PP no hacía lo mismo. Gamarra saltó de inmediato: «¿Está insinuando que cuando el PP tuvo responsabilidades de gobierno dio a ETA el mismo protagonismo que el que Bildu tiene con Sánchez. No se lo consiento porque no es cierto».

Y ante el acoso de su interlocutor, la portavoz del PP le puso en su sitio:  «Entiendo que ustedes estén en una tarea de blanqueamiento».

Gamarra consiguió sacar a Fortes de sus casillas, se mostró profundamente ofendido, y no paró de preguntarle a su entrevistada si estaba diciendo que él blanqueaba a ETA. Al menos lo hizo en cuatro ocasiones. Mientras, la popular le insistía en que «cuando se quiere equiparar dos situaciones totalmente distintas, quiere que las consideremos iguales».

La entrevista siguió por otros derroteros pero Fortes no podía disimular su enfado, consciente de que le habían pillado en un renuncio clamoroso. Antes de terminar volvió a la carga y afirmó que la acusación de Gamarra «era lo más indigno» que le habían dicho en sus «33 años de oficio». Su empeño era que la diputada del PP retirara sus palabras.

Algo que no consiguió. Cuca Gamarra no daba crédito a la reacción de Fortes y trató de explicarle una vez más que el blanqueamiento de Bildu «es algo que se está produciendo, hace olvidar lo que hemos vivido y quiénes conforman ese partido político».

Compártelo con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.