• Los distritos de Gràcia y Les Corts lideran la oferta de alimentación ecológica en Barcelona.

  • El aumento de la demanda de alimentación ‘bio’ ha provocado un aumento de un 38% en la oferta ecológica en la ciudad

Cada vez son más los barceloneses que se apuntan a la comida ecológica, una idea ya conocida que ratifica el informe ‘Entorns alimentaris locals: com influeixen en la dieta i la salut de la població’ presentado este jueves en el marco de la capitalidad mundial de la alimentación sostenible 2021. El consumo de productos de ‘bio’ se ha incrementado pero no de un modo equitativo entre los diferentes distritos. La dieta también va por barrios.

Los distritos de Gràcia y Les Corts registran la mayor oferta ecológica, seguidos de los distritos de L’Eixample, Sants-Montjuic y Sant Martí. El distrito con menos establecimientos de productos ecológicos es Ciutat Vella, solo el 4% del total, casi un 13% menor que en Les Corts donde se sitúa en un 16,9%. 

Desierto alimentario de Torre Baró

Llama la atención el caso del barrio de Torre Baró, en Nou Barris. Considerado como desierto alimentario porque no existe una oferta comercial de frutas y verduras frescas. Junto al predominio de viviendas de rentas bajas, dibuja un barrio con menos oferta de alimentación fresca de Barcelona. Esta condición de ‘desierto alimentario’ alcanza a menos de un 1% de la población del Àrea Metropolitana de Barcelona y Torre Baró es el único barrio con esta dramática situación

Crece un 38% la oferta ecológica

La oferta de alimentación y de productos ecológicos ha crecido un 38% entre los años 2016 y 2019. La diversidad de productos frescos y de tradición mediterránea se ha complementado con la apertura de nuevos puntos de venta dedicados exclusivamente a la alimentación ecológica. Este incremento se ha producido por varios factores sociales como la preocupación por la , la conciencia ambiental, el bienestar animal o el apoyo de la producción local. Esto ha producido un incremento en la demanda de productos ecológicos en los últimos años, viéndose reflejado en el aumento de supermercados ecológicos. De hecho, en Barcelona, ya nos encontramos con que un 10% de la oferta alimentaria actual de la ciudad es ecológica

Aún así, el 39% de los puntos de venta de la ciudad son establecimientos con predominio de una oferta no saludable. En este ámbito destacan los ‘takeaway’ y ‘fast food’ ya que normalmente la oferta que tienen es poco saludable (hamburguesas, ‘frankfurts’, etc.) y la proximidad y la facilidad de adquirir este tipo de servicios hace que incrementen las posibilidades de que los colectivos más vulnerables sufran obesidad

Noticias relacionadas

Publicidad e información

Las acciones propuestas para favorecer el crecimiento de la alimentación saludable pasa por mejorar, especialmente, la publicidad y la información sobre los beneficios que aporta. Se ha puesto el foco en las políticas de planificación urbana y zonificación para así diversificar la oferta comercial de proximidad y delimitar la ubicación de servicios de comida rápida o establecimientos con oferta poco saludable. Se apuesta, por tanto, por incrementar los locales de alimentación ecológica y hacer una repartición equitativa en la ciudad para así poder garantizar el acceso a todos los colectivos. Además, se fomentarán los puntos de venta de frutas y verduras frescas y se harán intervenciones en los entornos escolares para conseguir cambios sostenidos alimentarios en la infancia y las familias. 

Compártelo con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.