El Atlético resiste, obra el milagro y se cuela en octavos de Champions

El Atlético de Madrid creyó en el milagro y las fichas del puzzle encajaron para que los rojiblancos estén en los octavos de final de la Champions.

Los de Simeone se llevaron los tres puntos en un partido muy loco y con dos expulsiones gracias a un tanto de Griezmann cuando menos lo esperaban los colchoneros y la sentencia en el 90 de Correa y De Paul.

Comenzó con algo más de protagonismo el equipo de Simeone durante el partido aunque poco tardaron en recibir el primer varapalo en forma de lesión y no de un jugador cualquiera. Luis Suárez se retiró en el minuto 12, visiblemente afectado y al borde del llanto, para dar entrada a Matheus Cunha.

La ocasión más clara del en la primera parte la tuvo Llorente, después de una jugada ‘maradoniana’ de Carrasco en la que hizo gala de su desequilibrio para ir sorteando rivales. Centro raso al que Griezmann no pudo llegar para empujarla pero que si remató, demasiado escorado, el ’14’ aunque se topó con un Costa que llegó para recolocarse.

El fallo marcó un punto de inflexión en el encuentro, con el Oporto dando un paso adelante y metiendo en serios problemas a los rojiblancos. Tuvieron los locales la oportunidad de adelantarse gracias a un disparo raso de Luis Díaz que Oblak salvó con una de sus manos salvadoras.

Los minutos corrían mientras el partido se acercaba al descanso con un claro dominio de los portugueses, que volverían a meter el miedo en el cuerpo en los compases finales de la primera parte con un disparo de Grujic que Oblak repelió volviendo a salvar a los suyos.

El guión de la segunda parte no cambió mucho en los compases iniciales y poco tardó el equipo de Conceiçao en dar un nuevo susto al Atlético. De nuevo el esloveno salvó esta vez con el pie el gol de Taremi tras un error de Hermoso en la colocación.

Sin embargo, en prácticamente el único error de los locales, el aprovechó para hacer sangre y conseguir un gol que vale oro. Precisamente Taremi fue quien peinó un córner en el primer palo y el balón le cayó a Griezmann en el segundo palo y sin que el ni siquiera remate, se metió en la del Oporto.

El gol revivió a los de Simeone y Cunha tuvo la oportunidad más franca para doblar la ventaja tras una galopaba tremenda. No obstante, ni su vaselina ni el remate al rechace de Koke pudo darle más oxígeno a los colchoneros.

Los minutos finales no serán fáciles para el Atlético, sobre todo después de la expulsión de Carrasco a media hora del final. El belga perdió los papeles fruto de la tensión del partido y vio una roja por un golpe en la cara a un rival. Afortunadamente, la inferioridad numérica solo duró unos minutos porque Wendell también se marchó antes de tiempo al vestuario, aunque por una expulsión más rigurosa y provocada por Cunha.

Lo intentó el Oporto hasta el 90, cuando Correa anotó el gol de la sentencia para darle un pase milagroso al a los octavos de final, antes de que De Paul pusiese la guinda. No obstante, todavía hubo tiempo para que Sergio Oliveira anotase un penalti que maquilló el encuentro. Se dio la carambola también en Milan, con derrota de los rossoneri y los de Simeone suman una temporada más entre los 16 mejores de Europa.

Поделитесь этим с вашими друзьями (Compártelo con tus amigos)

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован.