El Barça acabó el año 2021 en puestos de Conference League, sí, en puestos de la tercera competición europea, ni Champions, ni League, Conference. Tras el punto cosechado ante el Sevilla, los culés concluyen las primeras 18 jornadas, a una de la primera vuelta, con tan solo 28 puntos. Son los mismos que el Valencia, octavo, y uno menos que Real Sociedad (6º) y Atlético de Madrid (5º con un partido menos). Queda a dos del Rayo Vallecano, cuarto con 30 puntos; a cinco del Betis, tercero con 33; diez por debajo del que posee 38 tras este empate y ¡a 15 del Real Madrid, el líder!

Tenía el Barça a tiro entrar en puestos de Champions League. La victoria ante el les colocaba con 30 puntos, los mismos que el Rayo Vallecano. Aunque el Atlético de Madrid, con un partido por recuperar con el Granada, podía ocupar la plaza si rompía su mala racha de resultados. Pero no se dio, el conjunto de Xavi Hernández fue incapaz de sacar provecho del error garrafal de Koundé, que se autoexpulsó tras caer en la provocación de un experimentado Jordi Alba. Jugó media hora el cuadro culé con uno más pero ni por esas pudo sumar los tres puntos.

En la Liga Santander, desde la pasada temporada, el séptimo clasificado guarda derecho a ocupar una plaza en la Conference League, la nueva y tercera competición de la UEFA que llega para dar cabida a otros 184 clubes que tendrán la oportunidad de colarse en la fase de grupos de este torneo si superan las respectivas eliminatorias previas. Esta pasada campaña fue el Villarreal el que finalizó el curso séptimo, pero su triunfo en la League les permitió acceder dos competiciones más arriba, a la Champions League. Esa plaza no cayó al octavo.

Desde la llegada de Xavi, que debutó ante el Espanyol, el Barça sólo ha sumado 11 puntos de los 18 que estuvieron en juego. Venció ante los pericos por 1-0 y el siguiente ante el Villarreal por 1-3. Luego llegó la única derrota liguera ante el Betis (0-1), el empate ante Osasuna (2-2), de nuevo victoria ante el Elche (3-2) y este último enfrentamiento ante el con el 1-1 final. El egarense promedia 1.83 puntos por partido desde que se sentó en el banquillo blaugrana, mejorando lo que venía sumando Koeman (1.5) y Sergi Barjuan (1.0).

En cualquier caso, mucho tienen que mejorar los culés en esta segunda vuelta para acabar entre los cuatro primeros y promediar los puntos necesarios para competir con los equipos que ahora lideran la tabla. Real Madrid y están a una distancia difícil de recuperar en estos momentos, aunque el resto de equipos que están por delante ha sumado números muy similares. Atlético y Real Sociedad, en una racha negra de resultados, ocupaban no hace muchos los puestos de Champions.

«Creo que vamos en el camino correcto», decía Xavi Hernández tras el partido ante los sevillistas este pasado martes, satisfecho con la evolución del de sus jugadores aunque se marcharse con sabor «agridulce» del Sánchez Pizjuán tras sumar tan solo un punto de los tres que estuvieron en juego. Pese a la mejoría en el juego y en la identidad, al equipo le sigue costando cerrar los partidos, muestra claras debilidades defensivas y sufre para materializar pese a que el egarense no considere que tenga un problema con el gol.

Compártelo con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.