Márquez dice adiós a la temporada con la ilusión de ganar el Mundial en 2022

Marc Márquez ya está pensando en 2022 después de decir adiós a la temporada por un nuevo episodio de diplopía. El ilerdense tenía esperanzas de volver a correr en después de ser baja en Portugal, sin embargo ha sufrido un nuevo frenazo en su recuperación del hombro justo cuando mejor estaba. Primero fue una leve conmoción cerebral y ahora esto, Marc no gana para disgustos.

El ocho veces campeón del está atravesando por los peores momentos de su carrera desde aquella fatídica caída en Jerez. Ahora que parecía que volvía a estar en su mejor nivel después del triunfo en Misano llega un nuevo frenazo. No sólo se perderá el último gran premio de la temporada sino que también será baja para los tests de Jerez el 18 y 19 de noviembre. Es decir, no volverá hasta los Shakedown test que se celebran del 31 de enero al 2 de febrero.

«Son momentos duros, parece que llueva sobre mojado», comenzaba diciendo el piloto de Repsol Honda tras anunciarse su baja en Valencia. No obstante, si algo ha demostrado Márquez es que no se rinde ante las adversidades. Después de un año fuera de los circuitos regresó y ha logrado tres victorias esta temporada, una de ellas en un trazado que no es precisamente de sus favoritos como es Misano. «Toca paciencia, pero si una cosa he aprendido es afrontar las adversidades con positividad», afirmaba el de Cervera en el mensaje.

Hay un dicho que dice que lo que no te mata te hace más fuerte, y eso le pasa a Márquez. Por más veces que se caiga siempre se vuelve a levantar. Aunque este frenazo inesperado retrasa los plazos de su recuperación, no cambia para nada sus planes. Su prioridad sigue siendo la misma, trabajar para poder llegar al cien por cien a la próxima temporada y así plantarle cara a Fabio Quartararo en la batalla por el título de MotoGP.

Márquez busca la novena

En las últimas carreras, el piloto de Cervera ya había demostrado que estaba para pelear por victorias. Aún así reconocía que todavía sentía algunas molestias en el hombro. Poco a poco va notando la mejoría en su brazo pero todavía no está al nivel de antes de la lesión. Sin prisa pero sin pausa el octocampeón del mundo trabaja para poder volver a lo más alto. La pretemporada será clave para ver cómo llega al inicio de la próxima campaña en el GP de Qatar.

Ahora su prioridad es recuperarse bien del episodio de diplopía. En 2011 ya vivió este mismo episodio a causa de un accidente sufrido durante los entrenamientos libres del GP de Malasia, que le impidió correr en Sepang y posteriormente en Valencia, lo que provocaría que el Mundial acabara cayendo en manos de Stefan Bradl casi sin quererlo. Pese a ello, Marc se recuperó y volvió más fuerte que nunca con victoria en Qatar, el primer gran premio de la temporada 2012.

Al final de ese año Márquez conquistaría su primer título de Moto2 justo antes de subir a MotoGP. Ahora mismo por su cabeza sólo pasa una cosa, recuperarse para poder repetir la hazaña. El seis veces campeón de la categoría reina ha vivido dos años complicados desde que su caída en Jerez 2020 le alejó del asfalto para todo el curso. Los primeros meses fueron un calvario, tuvo que pasar por quirófano en tres ocasiones. La vida le ha dado muchos palos en estos últimos dos años pero él siempre se levanta y vuelve más fuerte. Su mente está puesta en Qatar 2022. El ilerdense sólo piensa en recuperarse para ganar su novena corona e igualar a Valentino Rossi con siete títulos en la categoría reina.

Поделитесь этим с вашими друзьями (Compártelo con tus amigos)

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован.