Rafa Nadal, con el viento a favor para convertirse en el mejor de la historia

El regreso de Rafa Nadal a las pistas no ha dejado indiferente a nadie, ni siquiera a él mismo, pues hace apenas dos meses dudaba sobre su vuelta a la competición por culpa de una lesión en el pie izquierdo. Su arranque en Australia, primero conquistando el ATP 250 Summer Set y ahora colándose en semifinales del Abierto de Australia, confirman que el balear sigue siendo candidato a todo, incluso al puesto de mejor tenista de la historia.

La posibilidad de elevarse como el jugador con más Grand Slams en sus vitrinas es un hito que, con la ausencia de Roger Federer y los problemas que se puede encontrar Djokovic para competir sin la vacuna en los grandes torneos, esté mucho más a su alcance. Nadal está a tan solo dos pasos de volver hacerse con el trofeo que más se le resiste –es el único Grand Slam que solo ha conquistado en una ocasión–, un título que supondría el ‘grande’ número 21 en sus vitrinas, uno más que sus dos competidores del Big Three.

En su camino al título, el primer obstáculo será Berrettini, un jugador con la derecha y el servicio potentes, pero con un revés algo más débil, la puerta perfecta por donde deben entrar los ataques de Nadal. En una hipotética final, un Tsitsipas que comenzó con dudas, pero que crece en cada partido o el fiable Medvedev, quien se ha convertido en el más asiduo rival de Novak durante estos meses de ausencia de Nadal.

La nueva generación ha encontrado a sus máximos exponentes en Medvedev (número 2), Zverev (3) y Tsitsipas (4), tres jugadores listos para combatir por las finales, pero que parecen estar aún un escalón por debajo en la lucha por los grandes títulos. A estos se unen Thiem, ahora en baja forma por una grave lesión de muñeca, Berrettini y las últimas perlas del circuito: Carlos Alcaraz, Jannik Sinner y Félix Auger-Aliassime, jugador que suma ya dos semifinales en Grand Slam seguidas.

Estos son los grandes rivales de cara a los próximos torneos, pero en la carrera por convertirse en el tenista más aclamado de todos los tiempos son Federer y ‘Nole’ quienes miran de reojo la actuación del español en esta primera gran cita del año.

De los tres componentes del Big Three, Roger Federer parece el más alejado de la posibilidad de seguir aumentando su cartera de títulos. A sus 40 años, las dudas sobre su regreso al tenis de mayor nivel crecen en cada certamen que arranca sin su nombre en el sorteo. Durante estas últimas dos temporadas, apenas ha contado con participaciones en torneos oficiales, lo que ha provocado que caiga a su peor posición en la clasificación del circuito profesional, la número 30. Pese a ello, Roger ya empuña la raqueta tras su última operación de rodilla, aunque él mismo afirmó que sería complicado que llegara listo a Wimbledon.

La mayor amenaza de Rafa es Novak . El serbio demostró estar muy por encima del resto del circuito la pasada temporada y, por el momento, el jugador más joven de los tres (34 años) no parece acusar molestias físicas que puedan interrumpir su carrera. Sin embargo, el serbio se ha encontrado con un nuevo obstáculo, la vacunación obligatoria en algunos torneos, lo que podría reducir mucho sus opciones de pelear por los grandes títulos de la temporada si opta por no inocularse la vacuna. Hasta ahora, Roland Garros y el Abierto de Estados Unidos han cerrado las puertas al serbio, no aún Wimbledon, torneo en el que tendría más posibilidades de participar dadas las políticas impulsadas por el Gobierno británico, dirigidas en su mayoría hacia la eliminación de restricciones.

Nadal se medirá mañana al tenista romano, al que ya ha vencido en el único cara a cara que han mantenido, en las semifinales del US Open de 2019. En aquella ocasión esperaba en la final un duro Medvedev en un partido que Nadal conquistó en el quinto set para alzar su quinto título en la Arthur Ashe.

Поделитесь этим с вашими друзьями (Compártelo con tus amigos)

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован.