Ricky Rubio hace historia en la NBA con la mejor actuación de su vida

Ricky Rubio está en el momento de mayor confianza de su carrera deportiva y lo demuestra con cifras, esas que muchas veces se le pidieron en tramos pasados cuando se esperaba, decían, más de él.

El talento ilimitado del base de El Masnou y su capacidad de aprendizaje constante le llevaron a liderar la victoria de Cleveland Cavaliers (126-109) ante New York Knicks con unos extraordinarios 37 puntos, su mayor anotación histórica en la NBA, unidos a 10 asistencias y ocho triples de nueve intentados.

Los números resultan suficientes por sí mismos para hablar de la victoria y la coronación de Ricky en el Madison Square Garden, la mecca del baloncesto, pero hay que darle un tinte mayor de épica al considerar, justamente, que Rubio lo logró con su faceta habitual en los últimos tiempos de sexto hombre, saliendo desde el banquillo, y convirtiéndose así en el primer jugador de la de la NBA en conseguir semejantes cifras como suplente.

La noche mágica de Rubio sirvió para que los Cavs sumaran su cuarta victoria consecutiva y un balance de 7-4 en lo que llevamos de temporada NBA, números más que meritorios teniendo en cuenta que el roster se encuentra en plena reconstrucción y que más allá del base español, el resto de estrellas están en sus primeros años de carrera.

Los 37 puntos de Ricky superan su mayor anotación NBA, que databa de 2018 con Utah Jazz, cuando consiguió 34 ante San Antonio Spurs. Además del base, el rookie Evan Mobley logró 26 puntos, 9 rebotes y 5 asistencias; Jarrett Allen, 18 puntos y 17 rebotes; y el joven Darius Garland, firmó 16 puntos y 5 asistencias en una actuación positiva pero eclipsada por lo sobrenatural del acierto de Ricky Rubio.

Поделитесь этим с вашими друзьями (Compártelo con tus amigos)

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован.