Descubre qué son los pseudocereales y cuáles encontrar en el día a día

Si bien todos somos conscientes acerca de la importancia que tiene una dieta variada y equilibrada, y el papel preponderante que los cereales cumplen en este sentido, tampoco deberíamos perder de vista la aparición de los pseudocereales, muy de a partir de sus varios beneficios. Ahora bien, si aún no has escuchado hablar de ellos te preguntarás qué son los pseudocereales.

En líneas generales, definir a los pseudocereales como que comparten algunas características principales con los cereales, pero que no pueden encuadrarse en esta clasificación.

Entre los ejemplos más sobresalientes, y estamos seguros de que conoces y hasta consumes varios, mencionar la quinoa, el amaranto y el alforfón, muchas veces llamado trigo sarraceno.

La diferencia entre un grupo y otro es que mientras los cereales pertenecen a la familia de las gramíneas, los pseudocereales no son granos, sino plantas distintas, con otras cualidades. Paradójicamente, dan semillas que, una vez molidas, resultan en harina sin gluten.

La ausencia de gluten, su mayor ventaja

Precisamente, le deben a esa ausencia de gluten buena parte de su popularidad actual, ya que son muchas las personas que no pueden ingerir esta sustancia y que necesitan de sustitutos para las harinas tradicionales, hallándolos en la que se obtiene de estos alimentos.

De hecho, las cifras más recientes indican que hay entre un 1% y un 2% de celíacos en la población mundial, y hablamos únicamente de aquellos que han sido diagnosticados con la enfermedad, a los que se les pueden sumar otros tantos que presentan el mismo trastorno, aunque sin hacerlo oficial.

En cualquier caso, eso significa que hay millones de personas en el planeta deseosas y necesitadas de productos que puedan reemplazar las harinas tradicionales sin incluir gluten, y la quinoa, el amaranto y el trigo sarraceno son tres de las mejores alternativas que les ofrece el mercado.

Otra curiosidad de estas plantas es que, incluso cuando el ser humano sabe de su existencia desde hace cientos de años, recién hace algunas décadas comenzaron a tomar importancia a nivel alimentario, una vez descubiertas sus propiedades, y desatada la celiaquía, claro.

Al asemejarse a los cereales que nos hemos acostumbrado a introducir en la dieta, pero con virtudes como que no producen efectos negativos en los intolerantes al gluten, y su enorme capacidad de resistencia que tienen estos cultivos, lo que los hace aptos para cualquier suelo y clima, se comprende perfectamente el éxito de los pseudocereales y su potencial a futuro.

Поделитесь этим с вашими друзьями (Compártelo con tus amigos)

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован.