Desde este lunes podrás tener covid y no estar obligado a aislarte: ¿Puedes acudir al trabajo? ¿Y tu hijo positivo ir al cole?

La Comisión de Salud Pública dio un paso más este pasado martes hacia la ‘gripalización’ de la covid. Este cambio en la epidemiología del coronavirus, que desde 2020 ha paralizado varias veces la vida social y económica, llega ahora, dos años después de su aparición, por «los altos niveles de inmunidad alcanzados en la población española». A partir del próximo lunes 28 de marzo, las personas con síntomas leves compatibles a los de la covid no necesitarán ni hacerse una prueba diagnóstica ni aislarse en sus domicilios para hacer una cuarentena preventiva. Sí que se les recomendará reducir al máximo su vida social, no tener contacto con personas vulnerables y salir de casa con la mascarilla puesta en todo momento. Estas son las claves de la nueva forma de abordar la covid en España:

¿Quién se puede librar de la cuarentena por covid?

Desde el pasado uno de marzo, los contactos estrechos de personas contagiadas, independientemente de si están vacunados o no, ya no tienen que guardar cuarentena de siete días -como hasta ahora este lunes sigue estipulado-. En un paso más hacia la normalización del abordaje de la covid, a partir de este lunes 28 de marzo tampoco será necesario aislarse en casa cuando se tienen síntomas leves compatibles con la covid.

Tampoco tendrán que hacer cuarentena las personas asintomáticas, que en realidad no son conscientes de que están infectadas y no detectan que son positivos salvo que se realicen una prueba por cuenta propia y por diferentes necesidades personales (trabajo, viaje, reunión con familiares, etc.).

Así, a partir de este lunes y siempre que no se trabaje con personas vulnerables, las personas con síntomas leves de covid no necesitarán quedarse en casa durante siete días.

¿Y qué debo hacer ahora si tengo covid leve?

Si los síntomas son leves y no desarrollas enfermedad, la idea es que, igual que con un resfriado común y otras enfermedades respiratorias, se pueda hacer vida ‘normal’. Sin embargo, con la covid hemos adquirido hábitos que probablemente se queden con nosotros en esta ‘nueva normalidad’ de convivencia con el coronavirus. Como contaba a 20minutos el investigador de Fisabio Salvador Peiró, «ya es impensable que alguien entre en una sala de espera tosiendo sin mascarilla».

MLG 24-04-2020.-Vecinos de la barriada de Miraflores de Málaga, se ejercitan, leen u observan desde sus balcones debido al estado de Alarma decretado por el Gobierno de España, ante el virus del COVID-19.-ÁLEX ZEA.

Así pues, las personas con covid leve tendrán que llevar permanentemente mascarilla cuando salgan de casa. La nueva Estrategia de Vigilancia y Control frente a la covid-19 tras la fase aguda de la pandemia, publicada por el Ministerio de Sanidad este miércoles 23 de marzo, recomienda «extremar las precauciones y reducir todo lo posible las interacciones sociales utilizando de forma constante la mascarilla y manteniendo una adecuada higiene de manos durante los 10 días posteriores al inicio de síntomas o al en el caso de las personas asintomáticas».

Los directores de Salud Pública de las Comunidades Autónomas instan igualmente a «evitar especialmente el contacto con personas vulnerables y la participación en eventos multitudinarios». Además, «siempre que sea posible y en caso de que no sea susceptible de una incapacidad temporal, se recomienda el teletrabajo«.

¿Quién sí tendrá que seguir haciendo aislamiento?

Esta nueva estrategia centra la vigilancia y actuaciones en personas y ámbitos de mayor vulnerabilidad y monitorizará solo los casos graves de covid-19, así como los contagios registrados en ámbitos y personas vulnerables, esto es, personas de 60 años o más, inmunosuprimidos y embarazadas. Según el nuevo protocolo, a este grupo de personas sí se le indicará la realización de una prueba de covid en Atención Primaria, pero tanto si el es negativo como positivo, con síntomas leves, las indicaciones serán «reducir todo lo posible las interacciones sociales, utilizar mascarilla al interactuar con otras personas y evitar el contacto con personas vulnerables».

En cambio, la Comisión de Salud Pública ha determinado que las personas residen o trabajan en ámbitos vulnerables -centros sanitarios asistenciales, centros sociosanitarios y centros de día que prestan asistencia sociosanitaria, centros penitenciarios y otros centros con personas institucionalizadas- y los trabajadores que prestan apoyo y cuidados a personas vulnerables no acudirán a su centro de trabajo durante los primeros cinco días desde el inicio de síntomas o de la fecha de en caso de personas asintomáticas.

Podrán reincorporarse a sus puestos o vida normal tras cinco días y siempre y cuando hayan pasado al menos 24 horas sin fiebre y se haya registrado una mejoría de los síntomas. «Necesitarán un test de antígenos negativo para poder incorporarse a su lugar de trabajo», reza el protocolo.

Los casos hospitalizados también deberán estar aislados durante su ingreso hasta la obtención de un negativo y si, tras el alta, continúan presentando síntomas, deberán «permanecer en sus domicilios hasta la resolución» de la enfermedad.

¿Y tendré que hacerme un test? ¿Harán en el centro de salud?

A partir del próximo lunes 28 a la población general no se le realizará una prueba diagnóstica de covid en los centros de salud cuando presente síntomas leves. Los test quedan indicados únicamente, según el nuevo protocolo para manejar los casos de covid, a las personas con criterios de vulnerabilidad: de 60 años o más, inmunocomprometidos, embarazas, y personas relacionadas con ámbitos vulnerables.

No obstante, si un caso se agrava con fiebre superior a 38ºC durante más de tres días o con dificultad para respirar, se deberá contactor con los servicios sanitarios para el correspondiente manejo clínico del paciente y la gestión, si procede, de la baja laboral.

De todas formas, al personal sanitario podrá indicar la realización de una prueba diagnóstica «bajo criterio clínico», agregan los técnicos.

Se mantiene el hecho de que no será necesario confirmar con un test realizado en los servicios sanitarios un positivo previamente obtenido con una prueba autodiagnóstica en casa, salvo cuando se trate de una persona de mayor riesgo de sufrir una covid grave.

¿He de avisar a mis contactos?

Sí. Los casos confirmados deberán informar a sus contactos estrechos de su positivo, indica el documento, con la intención de que estos estén vigilantes a la aparición de síntomas durante los siguientes 10 días a la última vez que coincidieron con la persona contagiada.

Los contactos estrechos ya no realizan cuarentena, independientemente de su estado de vacunación, pero sí han de limitar su vida social y evitar el contacto con las personas vulnerables, además de extremar las precauciones relativas al uso de mascarilla y mantenimiento de la distancia de seguridad.

En lugares específicos como por ejemplo residencias de ancianos sí se podrán establecer actuaciones adicionales respecto al manejo de los contactos.

¿Un positivo asintomático podría ir a trabajar?

Sí. Por un lado, porque si es asintomático y no se ha realizado una prueba, no es consciente de que está infectado ni de que puede contagiar a otras personas. Por otro lado, la nueva Estrategia de Vigilancia y Control frente a la covid-19 tras la fase aguda de la pandemia recomienda el teletrabajo -pero no lo establece como obligatorio- cuando la infección «no sea susceptible de una incapacidad temporal». Es decir, si la gravedad no requiere baja laboral, se aconseja trabajar desde casa.

Para Pablo Medina, técnico superior en prevención de Riesgos Laborales, este nuevo protocolo es «precipitado» y «arriesgado» ya que llega solo pocas semanas después de que hasta los propios contactos estrechos tenían que aislarse y la incidencia acumulada se ha estancado en torno a los 430 casos por cada 100.000 habitantes e incluso ha repuntado levemente en varias Comunidades. «El problema es que ahora ya no te van a dar la baja por protocolo, sino que te dirán que si estás bien o eres asintomático, a trabajar», advierte Medina.

«El problema es que ahora ya no te van a dar la baja por protocolo»

El especialista señala además que un asintomático «puede estar bien pero portar mucha carga viral en la garganta» con la que puede contagiar a compañeros de trabajo vulnerables al covid o a quienes este virus deje secuelas de larga duración, pues recuerda que el covid permanente afecta a entre el 10 y el 15% de los contagiados.

En su opinión, habría que haber esperado un tiempo antes de eliminar el aislamiento de los casos leves de covid, pues además de los datos actuales, aunque se recomiende el uso permanente de la mascarilla, esto «no siempre se cumple, es muy difícil llevarla siempre bien ajustada a la cara, estanca, para que no se escape ningún aerosol o gotita», a lo que además de suma la alta transmisibilidad de la variante ómicron, la actualmente dominante.

Las autoridades sanitarias sí especifican que las personas que trabajan al cuidado de mayores o pacientes de especial vulnerabilidad al covid sí han de quedarse en sus casas durante los primeros cinco días desde el inicio de los síntomas o la fecha del diagnóstico. Para reincorporarse tendrán que haber estado al menos 24 horas sin fiebre y una prueba negativa.

¿Me podrían exigir un test o quedarme en casa a pesar de que las autoridades sanitarias ya han eliminado esta medida?

Según explica el profesor de Derecho Laboral de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), Pere Vidal, el test preventivo a trabajadores «solamente podría llegar a exigirse en profesiones en las que su estado presente un riesgo para la salud de terceros (personal de residencias de gente mayor, hospitales…), pero en ningún caso con carácter general ‘por si acaso’«.

Vidal hace referencia a una sentencia del Juzgado de lo Penal número 2 de Salamanca del 28 de febrero de este año que «deja claro que es prácticamente imposible atribuir a una persona en concreto el contagio por covid«.

El Ministerio de Trabajo, preguntado por este periódico si pensaba emitir recomendaciones adicionales a las publicadas por Sanidad, se ha limitado a indicar que siempre se han remitido a los protocolos elaborados por el Ministerio de Sanidad. No obstante, según la guía de actuación en el ámbito laboral en relación al coronavirus, colgada en su web, fechada el 1 de febrero de 2020, recuerda que la normativa de prevención de riesgos laborales recoge que «el deber de protección de la empresa implica que esta debe garantizar la seguridad y la salud de las personas trabajadoras a su servicio».

Trabajo entiende que «las empresas deberán adoptar aquellas medidas preventivas de carácter colectivo o individual que sean indicadas, en su caso, por el servicio de prevención» y contempla entre las medidas que pueden adoptarse de acuerdo con los servicios de prevención y las autoridades sanitarias se encuentra la reducción de la presencialidad y «medidas específicas para las personas trabajadoras especialmente sensibles«.

¿Puedo llevar a mi hijo al colegio si está infectado y no tiene síntomas?

Respecto a los centros educativos, «no se establecerá ninguna actuación ni medidas específicas dirigidas a casos o contactos diferentes a las definidas en esta estrategia», recoge el nuevo documento. Dado que la nueva estrategia recomienda «reducir todo lo posible las interacciones sociales», lo ideal es que, como con cualquier otra enfermedad contagiosa, los pequeños se queden en casa cuando presentan síntomas compatibles a la covid, si bien esto deriva en problemas de conciliación a los que no todas las familias pueden hacer frente siempre.

Desde la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnado (CEAPA), su presidenta Leticia Cardenal reitera su apoyo a las decisiones de las autoridades sanitarias. «Hay muchos niños y niñas que han tenido que guardar varias cuarentenas en un mismo curso, con lo que eso supone tanto para el aprendizaje como para la salud emocional del alumnado y la conciliación familiar. Si las autoridades sanitarias consideran que, en caso de contagio con síntomas leves, no hay necesidad de hacer esa cuarentena, aceptamos la decisión», comenta Cardenal.

Los más pequeños también deben acostumbrarse a salir con ella a la calle.

No piensan igual en la Confederación Católica Nacional de Padres de Familia y Padres de Alumnos (CONCAPA), que afirma que Sanidad ha vuelto a desarrollar un nuevo protocolo «aventurado» y «al margen de las familias, y sin valorar realmente la situación sanitaria que tenemos en la actualidad, donde sigue presente el virus y donde bajar la guardia supondrá nuevamente repuntes importantes que seguirán dificultando el desarrollo lo más normalizado posible dentro y fuera de las aulas», lamenta su presidente, Pedro José Caballero.

Por su parte, desde CC OO acatan la decisión de las autoridades sanitarias pero recuerdan que «haber mantenido el protocolo covid del curso pasado, con ratios menores y profesores de apoyo» son las medidas que más seguridad sanitaria y calidad educativa hubieran generado.

Cabe recordar que desde el pasado cuatro de marzo los escolares ya no tienen que realizar aislamientos cuando se detecta un contagio en su aula, independientemente del estado vacunal del alumnado. Así consta en un documento publicado el uno de marzo que ya adelantaba la focalización de la vigilancia y el control de únicamente los casos más vulnerables.

¿Puede cambiar esta nueva estrategia?

Sí. La Comisión de Salud Pública ha acordado que esta relajación de las medidas de control de la covid viene fundamentada por la actual situación epidemiológica, con un 3,62% de camas ocupadas por pacientes covid y un 5,59% de las UCI. Según el último informe de coronavirus en publicado por el Ministerio este viernes, la incidencia acumulada, sin embargo, subió 25 puntos desde el martes y se sitúa en 461 casos por cada 100.000 habitantes a 14 días y en 227 casos a siete días. 

Coronavirus al microscopio

Sin embargo, los expertos recuerdan que ahora es más fiable y tienen más relevancia los datos relativos a las hospitalizaciones y los fallecimientos, si bien todavía no se desglosan entre ‘con’ o ‘por’ covid. Además, al eliminar la indicación de test para personas leves, los datos de la incidencia pueden ofrecer una poco fiel a la realidad.

La Comisión de Salud Pública indica que esta nueva estrategia sin cuarentenas ni pruebas para los casos leves «seguirá en vigor mientras no se produzca un cambio significativo en la tendencia que indique una circulación no controlada del SARS-CoV-2 o bien un cambio en la situación epidemiológica que requiera restablecer medidas de vigilancia y control a propuesta de la Ponencia de Alertas y Planes de Preparación y Respuesta».

Pero es clara al avisar- que «no se puede suponer que ómicron será la última variante de preocupación del SARS-CoV-2. Durante 2022 y los próximos años, podrían surgir variantes con diferentes características de transmisibilidad, escape inmunológico y gravedad».

Allspain.info — últimas noticias en  y todo el mundo. Información de política y economía, cultura y sociedad, tecnología y deportes, reseñas de eventos y incidentes, sucesos y ocio,  y viajes. Actualización diaria. ¡Todo es más importante aquí! Puedes seguir a ALLSPAIN.INFO en Facebook y Instagram.

Поделитесь этим с вашими друзьями (Compártelo con tus amigos)

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован.