Después de servir solomillo y foie en su boda, Garzón edita una guía que recomienda comer «kale» y «chía»

A pesar de que en su boda dio de comer solomillo y foie, el ministro de Consumo, Alberto Garzón, ha impulsado desde el Gobierno una publicación de 94 páginas donde se recogen 40 recetas de «comida rápida, barata y saludable». El listado de platos es una retahíla de alimentos nada habituales en la dieta española tradicional como el kale, la chía y el hummus.

De esta forma, el Ministerio de Alberto Garzón quiere desterrar productos como el jamón serrano y otros ibéricos, la paella, el cocido, el pulpo y los mariscos o, entre otros, los asados. Ninguno de estos alimentos aparecen en la guía de comida sana de Alberto Garzón.

Garzón recomienda «snacks», «platos completos» y «postres». En el primer apartado figuran recetas como chips de kale (un tipo de col rizada), guacamole con palitos de zanahoria, hummus de remolacha con crudités (crema de garbanzos cocidos), falso sushi, gazpacho de sandía y feta ( clásico de Grecia), escarola con granada, entre otros.

En relación a platos completos destacan, las alubias confetti, tallarines de calabazín y zanahoria con vinagreta de nueces, miniburguer de alubias y atún, poke ( de pescado crudo) de pollo estilo Harvard, mini green o ramen casero (fideos japoneses).

Algunas de las recetas recomendadas.

En cuanto a postres, el Ministerio recomienda batido de plátano y arándanos con avena; helado casero de yogur, chocolate y plátano; pudding de chía (una semilla mexicana) con mango; piña a la plancha con cardamomo (especias aromáticas de hierbas), entre otras.

Prólogo

El ministro argumenta en el prólogo del que «la falta de tiempo, renta e información, o la facilidad para acceder a las opciones industriales ricas en grasas, sales y azúcares dan como resultado que nos desarraiguemos del origen de los alimentos y del impacto de nuestra alimentación sobre nuestra y sobre el planeta». Admite que «nuestro país goza de una de las mejores tradiciones gastronómicas del mundo» pero «sin embargo» los españoles cometen excesos.

Para abordar «esta problemática», ha contratado a un equipo coordinado por la nutricionista Marián García que ha elaborado un libro. Recogen «una propuesta sencilla para preparar comidas forma rápida, barata y saludable». «Lo hacen con productos de nuestra tierra, apoyando el trabajo y el esfuerzo de miles de familias que se dedican a producirlos respetando el medio ambiente», destaca el ministro. Agrega que «a lo largo de la historia, la alimentación ha sido un eje vertebrador de todos los pueblos y civilizaciones. En torno a ella se han configurado las culturas. Comer es un acto cotidiano influido por lo social, emocional y cultural y, a día de hoy, nuestra sociedad también está marcada por cómo, cuándo y qué ingerimos».

Con estas recetas el Ministerio quiere «combatir la desigualdad y la desinformación». «Lejos de ser un mero repositorio de recetas healthy, esta herramienta nace con una marcada vocación divulgativa y pretende ir un paso más allá», remarca el recetario. De esta forma se lanzan mensajes a favor de la sostenibilidad, «ofreciendo ideas concretas sobre cómo evitar el desperdicio alimentario y sobre cómo consumir alimentos de proximidad y de temporada».  Se incluyes epígrafes como: “Aprende a leer etiquetas”, “desmontando mitos”, “sostenibilidad”, “seguridad alimentaria” o “apuntes de nutrición”, entre otros.

Поделитесь этим с вашими друзьями (Compártelo con tus amigos)

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован.