Deutsche Bank ha afirmado este miércoles que el Ibex 35 se enfrenta a un «gran problema» y es que las grandes gestoras internacionales «han abandonado» el selectivo español, al tiempo que varios fondos de ETFs han cerrado sus posiciones en el índice, al contemplarlo como una «bolsa latinoamericana», como consecuencia de las grandes apuestas de diversificación geográfica o expansión de las empresas españolas por el continente latinoamericano.

En concreto, el responsable de renta variable del centro de inversiones de Deutsche Bank España, Diego Jiménez-Albarracín, ha afirmado que se trata de «uno de los grandes vicios» del índice español, «antes considerado una virtud». Así, se trata de una zona «que no está cumpliendo con los crecimientos de hace unos años.

Por ejemplo, Brasil o tienen unos crecimientos que justifican los bajos márgenes y el poco crecimiento de las divisiones latinoamericanas de las empresas españolas», ha señalado Jiménez-Albarracín. De esta forma, ha señalado que la entidad no tiene un objetivo concreto para el Ibex 35, al tiempo que ha indicado la «excesiva» bancarización y electrificación del índice.

Eléctricas y bancos

Sobre el sector eléctrico español, ha señalado que, a pesar de haber una apuesta clara por las energías renovables en la Unión Europea, se trata de una de las industrias de las que más fácilmente el puede recaudar dinero, «ya lo ha hecho con decretos y desde hace tiempo, no solo este Gobierno», poniendo como ejemplo la falta de inversión de Iberdrola en España. Sin embargo, ha destacado que la visión del hacia este sector, así como al financiero, es «buena» gracias al impulso de las renovables.

Sobre los bancos, ha afirmado que la visión es «francamente positiva», no solo en sino en todo el mundo, apoyados en las subidas de tipos previstas en varios países.

«Con ese empuje, podríamos ver al Ibex 35 por encima de los 9.500 puntos, pero hay tantos condicionantes que pueden impedirlo, como es el hecho de que el inversor pequeño sea el que más peso tiene en la Bolsa española hace que haya más volatilidad y pierda interés», ha señalado Jiménez-Albarracín.

Igualmente, ha destacado la importancia de los dividendos en el Ibex 35, uno de los índices que mayor retribución da a través de este instrumento. «Es una de las formas con las que siempre se ha llamado al inversor en España», al tiempo que ha afirmado que la composición del selectivo «no refleja en absoluto la economía española».

Compártelo con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.