Riesgo total de cortes: el sistema de gas español se quedó el 24 de noviembre en mínimos durante 13 horas

sigue en sus trece afirmando que no hay riesgo de cortes en el suministro de gas natural. Pero los datos no dejan de cuestionar esa afirmación. El informe diario de Enagás sobre la evolución del stock correspondiente al pasado miércoles, 24 de noviembre, ha sacado a la luz un largo periodo de 13 horas en las que el permaneció en mínimos en el sistema de distribución.

El gráfico que hoy publica OKDIARIO desvela el flujo de registrado ese día. Éste permaneció en un nivel mínimo muy reducido de 2.703 GWh entre las 6:00 horas y las 19:00. Un largo periodo en el que los niveles se fueron a una banda extrañamente reducida coincidiendo con un mercado absolutamente tensionado y con unos precios desorbitados. De hecho, a las 8:00 de la mañana llegó a marcar un mínimo ni siquiera recogido por este gráfico por situarse fuera del rango con un nivel de 2.630 GWh.

 

El dato ha sorprendido incluso a algunos de los mayores expertos en el mercado de gas. La banda estándar fijada para la distribución del por el propio sistema se estableció en 2.850 GWh ese día 24 de noviembre. Ese era el nivel normal y en base a él se debería haber suministrado el combustible por los tubos, manteniendo de esa forma la óptima para hacer llegar el a todos los consumidores.

Pero no fue así. Ese día se consumió en niveles altos, pero no extraños en el momento actual para el sistema y el fluido bajó hasta los 2.703 GWh durante nada menos que 13 horas, llevándose el nivel a mínimo, tal y como se puede comprobar en los gráficos de la propia Enagás.

La explicación no tiene por qué ser una falta de extrema. Pero sí una falta de gas a precios razonables. Y es que muchos de los expertos especulan ya con la posibilidad de que la compra de gas a los precios actuales haya llevado a políticas de mayor cautela por los elevados costes del mercado. De manera que se esté pasando a una menor adquisición, algo que puede reducir el excedente y, por lo tanto, generar tensiones -o incluso cortes- en determinados momentos de aumento de demanda de gas.

Así están las reservas de gas

La realidad de la situación del gas en España es la siguiente. Se ha cortado ya el suministro a través del tubo del Magreb. Las eléctricas han alertado ya de la posibilidad de cortes de luz en enero. Y la propia Red Eléctrica Española ha comunicado su previsión de un enero con poca generación de electricidad eólica y solar. Por eso, de hecho, el ha dado orden de importar por barco todo el gas licuado posible procedente de Argelia. Pero lo cierto es que pasado ya casi un mes de esa orden, las reservas de gas licuado se encuentran en estos momentos un 21,1% por debajo de la expectativa marcada.

De hecho, a fecha 1 de enero, la previsión oficial pasaba por tener un total de 14.571,2 GWh en gas licuado dentro de los depósitos. Y la reserva real era de 13.164,6.

En un primer momento, y tras esa orden de compra de gas por medio de barcos metaneros, incluso se llegaron a superar las expectativas y objetivos fijados. Así, a 10 de octubre, si la eran 17.628,1 GWh, los depósitos recogían 18.299 GWh de gas licuado.

Y así ocurrió hasta la primera semana de noviembre, momento en el que las tornas cambiaron ante el mayor consumo previsto de ese mismo gas por la llegada del frío. De ese modo, el 10 de noviembre el objetivo era haber tenido 19.399,9 GWh, y sólo se consiguió acumular 16.767,8 GWh.

Pero el peor momento ha llegado con los últimos datos: frente a los 19.431,4 GWh perseguidos, la acumulación real ha marcado un 21,1% menos: 16.048,9. De hecho, esa cifra es menor, incluso, que la almacenada en depósitos de gas licuado el 10 de octubre.

Поделитесь этим с вашими друзьями (Compártelo con tus amigos)

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован.