Aunque a veces pensemos que tomar alcohol con moderación no influirá en el desarrollo de enfermedades graves, no es así. En concreto, los médicos internistas advierten que el alcohol, incluso a bajas dosis, también eleva el riesgo cardiovascular. Veamos por qué.

A destacar que el consumo de alcohol mata cada año a 2 millones de personas en todo el mundo.

En el marco del 42º Congreso Nacional de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), los médicos internistas han puesto de manifiesto los peligros del consumo de alcohol, incluso moderado.

Explican que el único consejo posible que se puede dar a la población es no consumir alcohol, y cuando ya se está con este consumo, beber menos, o abandonar el consumo de alcohol.

Así y según Miguel Marcos Martín, coordinador del Grupo de Trabajo de Alcohol de SEMI, han analizado la evidencia científica disponible en relación al consumo de alcohol y la salud cardiovascular, que indica que el consumo de esta sustancia presenta riesgo de patologías como la hipertensión o la fibrilación auricular.

Es más, los expertos destacan que el consumo de alcohol a bajas dosis puede incrementar la incidencia de hipertensión arterial, miocardiopatía dilatada e ictus, mitigando cualquier tipo de beneficio.  Esto puede tener consecuencias fatales.

Consecuencias graves

En general, el impacto del consumo de alcohol tiene consecuencias muy graves. Pues la mayor parte de muertes por este problema tiene una incidencia de un 20% en las enfermedades cardiovasculares. Los médicos dan más datos como que, en 2016, el consumo de alcohol fue el principal factor de riesgo de muerte prematura y discapacidad en personas entre 15-49 años.

Los expertos también explican que hay estudios publicados que demuestran que, incluso un consumo a dosis bajas de alcohol, todo ello se asocia a un incremento de padecer fibrilación auricular.

Aumento de alcohol en jóvenes

En los últimos años, uno de  los problemas que han observado los médicos es el aumento del consumo de alcohol en la población más joven. Y también en ellos es de esperar y se observa un elevado número casos de fibrilación auricular en relación a este tóxico.

Pasos para dejar el alcohol

  • Si es un gran problema hay que acudir a un profesional
  • Dejar de forma progresiva y solo tomar en una de forma puntual.
  • Si no se ha probado el alcohol, los médicos recomienda no tomar nada
  • Se pone de manifiesto que se necesita educación e información de este gran problema en gente joven.
Compártelo con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.