«El Barça podrá fichar en invierno y podrá fichar en verano», así de contundente se mostró Ferran Reverter, CEO del club, durante la comparecencia junto a Joan Laporta para explicar cómo transcurrirá el referéndum telemático para la aprobación de la financiación del Espai Barça. Explicó, además, que el está capacitado económicamente para ofrecer y encajar la renovación a Ousmane Dembélé, dejando a un lado el mensaje menos halagüeño que lanzó semanas atrás Mateu Alemany.

«Evidentemente el Barça podrá fichar», se refería Reverte, que no puso ningún tipo de duda a que el club encontrará los mecanismos necesarios para que la plantilla de Xavi Hernández sea mejorada con algunos retoques necesarios, aunque choca con la espetado por Alemany, que explicó que en estos momentos el club no disponía de margen con el límite salarial para nuevas incorporaciones, algo en lo que debían trabajar en el mes de diciembre, previo al primer mes de 2022, momento en el que abre el mercado de fichajes invernal.

«El Barça tiene que mirar muy bien los fichajes cómo los hace y por supuesto renovar a Dembélé. Pero una vez más, igual tardamos un poco más, porque tal y como está la situación del club nos lo miramos todo con mucho detalle, pero no hay ninguna duda que fichar en invierno, porque todos sabemos que siempre es un mercado muy complicado, y ficharemos en verano», fueron las palabras del director general culé sobre el mercado y esa renovación de la que tanto se habla en las últimas semanas, la del extremo francés.

Las declaraciones de Reverter elevan la moral del barcelonismo, que lleva varias semanas escuchando como se le asocian a su equipo varios fichajes pero no existía certeza alguna de que esas operaciones fueran viables, ni en lo económico ni ante LaLiga, el principal quebradero de cabeza de los culés durante todo este tiempo. Vista la respuesta anterior, a el CEO blaugrana se le cuestionó también por algún nombre propio que ha ganado fuerza estos días como es el internacional español Ferran Torres, ahora en el Manchester City, sobre el que echó balones fuera pero no cerró la puerta: «Nosotros siempre estamos abiertos a distintas operaciones en el mercado. Cuando se abra, el estará ahí».

El Barça tiene desde hoy un mes para encontrar fórmulas para encajar alguno de los nombres que están sobre la mesa, especialmente perfiles ofensivos para la delantera, ya sea un 9, falso 9 o extremo. La posibilidad de encontrar nuevos patrocinadores sigue estando ahí, aunque de momento no ha surtido efecto. Las bajas, con algunos sueldos bastante desmesurados para el nuevo estatus salarial de la plantilla desde la llegada de Joan Laporta, son el camino fácil para la entidad, que deberá encontrar en cualquier caso a algún comprador o club que esté dispuesto a pagarle el sueldo o parte de él a algunos de los descartes de Xavi Hernández, que no son pocos.

También podrá renovar a Dembélé

La renovación de Dembélé es otra patata caliente de la directiva, que está encontrando por el momento muchos problemas para que el francés plasme su firma en un nuevo contrato que garantice ya su continuidad. Cabe recordar que el extremo, que ha dejado aparentemente atrás su última lesión, acaba contrato en 2022 y a partir del próximo 1 de enero, dentro de un mes, será libre de negociar un nuevo para la temporada que viene. El Barça tiene activada una cuenta atrás en este sentido y ve el peligro de que uno de los jugadores más determinantes de la plantilla salga huyendo completamente gratis, para perjuicio económico y de imagen del club.

Compártelo con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.