CCOO ha puesto en valor la actuación del equipo de bomberos en el accidente ocurrido ayer en la central nuclear de Ascó I (Tarragona) que permitió desalojar el espacio y, en especial, la del bombero que murió y cuya labor «salvó la vida de una trabajadora», a la que pudo sacar de la zona de peligro antes de fallecer.

El accidente se produjo cuando, por causas que todavía se desconocen, se disparó el dióxido de carbono (CO2) del sistema contra incendios, lo que afectó a un bombero de la empresa Falck, que opera dentro de las instalaciones de la nuclear, que falleció.

En un comunicado, el sindicato lamenta la muerte del bombero y transmite su apoyo a la familia y a las otras tres personas que resultaron heridas y que evolucionan favorablemente.

Noticias relacionadas

Los Bombers de la Generalitat también han trasladado, en un tuit, el pésame a la familia y amigos del fallecido, del que han destacado que era un antiguo voluntario de este cuerpo y que ayer perdió la vida en el ejercicio de su cargo.

Este mediodía se llevarán a cabo tres minutos de silencio en la central de Ascó en recuerdo del trabajador muerto y en apoyo a los heridos. 

Compártelo con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.