Como le sucedió al primo en El Golpe, el cazador también fue cazado en el caso de y Villarejo. No es que el excomisario sea Robert Redford, precisamente, pero resulta que el hombre que vendía sus oscuros servicios al también picó y compró un producto financiero que le provocó grandes pérdidas. Se trataba de los famosos swaps, una especie de seguro que protege un crédito de subidas de tipos, pero que hace perder dinero al cliente si bajan. Que es precisamente lo que ocurrió en 2008 cuando estalló la crisis financiera.

Compártelo con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.