A estas horas y con el escrutinio a un 42%, todo parece indicar que retorna el ‘zelayismo’. La chavista Xiomara Castro, del Partido Libertad y Refundación (Libre), alcanza el 53,48% de los votos, casi 20 puntos por encima del oficialista Nasry Asfura, alcalde de la capital Tegucigalpa, con el 33,98%. Por detrás se sitúan el candidato del Partido Nacional, Nasry Asfura, y al candidato del Partido Liberal, Yani Rosenthal, con el 34,03 y el 9,19 % de las papeletas, respectivamente, tal y como refleja el recuento publicado por el organismo en redes sociales.

Castro es esposa del derrocado expresidente Manuel Zelaya (2006-2009), a quien un capo del narcotráfico aseguró haber sobornado. Leonel Rivera, exjefe del cártel hondureño Los Cachiros, confesó en un juicio en Nueva York que sobornó con 500.000 dólares a Zelaya en 2006, a cambio de «poner como ministro de Seguridad» a un primo del excapo.

En Honduras, el 48% de los habitantes está por debajo de la línea de la pobreza y miles de hondureños se han marchado a pie a huyendo del hambre y la violencia. A tal punto es la sintonía entre Castro y Maduro, que el dictador venezolano no ha esperado que acabe el recuento para felicitarla por su «histórica victoria» en las elecciones celebradas el domingo en Honduras. «A doce años del golpe de Estado contra el hermano Manuel Zelaya, el de (Francisco) Morazán retoma el camino de la esperanza otorgándole una histórica victoria a la presidenta electa, Xiomara Castro», ha señalado el sátrapa venezolano.

Alta participación

Por su parte, el presidente del CNE, Kelvin Aguirre, ha informado de que en los comicios presidenciales han participado en torno a 3,2 millones de ciudadanos, lo que representa el 62 por ciento del censo electoral. Los datos son preliminares y el organismo tiene 30 días para anunciar los definitivos.

Tanto el organismo electoral hondureño como la Organización de Estados Americanos (OEA) han hecho un llamamiento a la calma y han instado a los partidos y medios de comunicación a no lanzar discursos victoriosos a falta oficiales.

Sin embargo, al conocer estos primeros datos, Castro ha afirmado que este domingo los ciudadanos hondureños «se ha manifestado y han hecho valor esa frase de ‘solo el salva al pueblo’». «Ganamos», ha aseverado la candidata de Partido Libertad y Refundación, según ha recogido el diario hondureño ‘El Herald’.

«Vamos a por una democracia directa y participativa, y hoy le tiendo la mano a mis opositores, llamaré a un diálogo a partir de mañana con todos los sectores de la nacionalidad hondureña para que podamos encontrar puntos de coincidencia que permitan encontrar las bases mínimas par aun próximo Gobierno», ha declarado.

«Vamos a construir una nueva era juntos (…) Fuera la guerra, fuera el odio, fuera los escuadrones de la muerta, la corrupción, el narcotráfico, fuera las ZEDE (zonas de empleo y desarrollo económico) y fuera la pobreza», ha concluido Castro.

Compártelo con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.