El Consell cierra el conflictivo centro Mena de Son Roca y deja en la calle a 20 trabajadores

El Consell de ha procedido al cierre del conflictivo centro de menores no acompañados (Menas) del barrio de Son Roca y ha despedido a los 20 empleados que ejercían sus labores de atención a los internos del centro. En la mañana de hoy, el Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales (IMAS), que tiene bajo su tutela a estos jóvenes, ha anunciado la culminación del proceso de trasladado de los 16 internos, del denominado centro Norai, a otros espacios sociales de Mallorca.

Un centro contra el que los vecinos de la zona se han manifestado en varias ocasiones exigiendo al Consell su cierre por los graves problemas de conflictividad que ocasionaban sus internos.

En el último pleno insular se anunció que el traslado, y posterior cierre de este espacio social de Son Roca, se realizaría a lo largo del mes de enero, pese a que el con la entidad social concluía el 1 de marzo de 2022.

Norai era el único centro Mena de la capital balear y el IMAS ahora ha optado por dispersar a los menores a otros centros de Mallorca.

En relación con este traslado, en una nota de prensa, CCOO ha criticado que el IMAS comunicara este pasado lunes «el cierre inmediato» del centro, «dejando a su suerte a los trabajadores y al resto de educadores», concretamente más de 20 empleados.

El sindicato ha recordado que los trabajadores, especialmente en los últimos meses, «han vivido una situación extrema en el centro, con un clima de tensión laboral elevado, incluso con agresiones y violencia». «Nos parece lamentable que ahora sean estos trabajadores, que son quienes han gestionado el día a día y han defendido los derechos de estos menores y el proyecto educativo, pierdan su puesto de trabajo», lamentaron.

En este sentido, CCOO ha exigido explicaciones, diálogo y soluciones ante esta situación, a la vez que ha ofrecido medios y recursos para mejorar la situación de Norai. «En 24 horas estos trabajadores pueden estar en la calle, puesto que la empresa les ha comunicado la situación actual y que no tienen el apoyo de la Administración»,  denuncian.

Para CCOO, el traslado de menores a otros centros no es la solución puesto que, de esta forma, «se perderán los educadores de referencia y el trabajo realizado en los últimos meses». «No hablamos sólo de puestos de trabajo, sino también de todo el trabajo educativo y pedagógico realizado con los menores», abundaron.

Finalmente, el sindicato ha exigido que se garantice por parte del IMAS «el derecho de subrogación de los empleados y a no perder el puesto de trabajo para que el servicio sea gestionado por una entidad diferente o cambie de ubicación».

Поделитесь этим с вашими друзьями (Compártelo con tus amigos)

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован.