Vender o no vender a Frenkie De Jong, esa es la cuestión. El club azulgrana sopesa deshacerse del centrocampista holandés por la necesidad de hacer caja. En estos momentos, el ex del Ajax es el jugador de la plantilla del Barcelona que resultaría más interesante en el mercado y el club considera que en su demarcación están bien cubiertos con un líder indiscutible, Sergi Busquets, y dos jugadores que vienen pisando fuerte: Gavi y Pedri. Por otro lado, en el club no dudan de su capacidad y de que puede aportar mucho al equipo. Joan Laporta debe decidir si desprenderse de De Jong o continuar con él pese a que su rendimiento ha bajado en los últimos tiempos.

Frenkie De Jong aterrizó en el Camp Nou en el verano de 2019, procedente del Ajax, en una operación que se cerró en 75 millones de euros más variables. El centrocampista holandés se ha destacado como un gran profesional, que se prepara a consciencia cada encuentro y que analiza las situaciones con el fin de encontrar soluciones. Ha sido uno de los más críticos en los últimos tiempos, aunque su rendimiento sobre el césped ha bajado y, para colmo, anda algo tocado últimamente.

El Barcelona está sopesando la idea de desprenderse de Frenkie De Jong. El motivo no es otro que la difícil situación económica por la que atraviesa el club y la certeza de que entre los jugadores que en este momento tiene la plantilla el que podría tener mejor cartel, o al menos más pretendientes, es el propio De Jong. Además, su posición está bien cubierta y queda por ver qué papel tiene el ex del Ajax en el campo con la llegada de Xavi Hernández.

Parece que el nuevo técnico azulgrana apostará por un 4-3-3, en el que Frenkie De Jong podría quedarse sin sitio. La presencia de Busquets en el campo es innegociable, mientras que sentar a dos de las promesas del Barcelona como Pedri o Gavi parece descabellado. Lejos de su posición natural, De Jong no ha terminado de rendir, por lo que queda por ver si el jugador se termina adaptando a un nuevo rol y recuperando su nivel o qué sucede con él a partir del próximo verano.

Manchester City y Bayern, al acecho

El centrocampista tiene contrato con el Barcelona hasta 2026 y una cláusula de rescisión de 400 millones de euros para alejar a posibles pretendientes. Pero la situación en unos meses podría ser diferente y que el club azulgrana se decidiera a ponerlo en el mercado y escuchar ofertas por él.

Al menos dos clubes estarían dispuestos a poner una suculenta cantidad sobre la mesa para contar con los servicios del centrocampista de 24 años. Se trata del Bayern de Múnich, que ya en el pasado intentó contar con De Jong, y del Manchester City, dos colosos europeos que podrían tentar al joven futbolista en caso de que le abran la puerta de salida en el Camp Nou.

Compártelo con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.