El director de comunicación de BBVA declara ante el juez acusado de obstrucción en el caso Villarejo

García Tobin (conocido como Paul Tobin), director de comunicación de  declarará este jueves en la Audiencia Nacional acusado de un presunto delito de encubrimiento por ocultar correos y sobre la relación del banco con el excomisario José Villarejo.

El juez Manuel García-Castellón imputa a Tobin un delito de encubrimiento por «su  participación en la creación del  Drive [archivos informáticos sobre Villarejo en el sistema del BBVA], su participación activa en el denominado “levantamiento de evidencias” y, por que, dada su posición, se evidencia un trato cercano al ex de la entidad».

Tobin es el responsable de la gestión de esas carpetas en Drive (el sistema de almacenamiento de Google en la nube), de ahí su imputación. Esta acusación se inscribe dentro de las reiteradas recriminaciones del magistrado y de la Fiscalía a la entidad por su actitud entorpecedora de la investigación de sus relaciones con Cenyt, la empresa del comisario jubilado.

Las sospechas de las acusaciones sobre Tobin van más allá, puesto que consideran que pudo ser el responsable de la contratación de Villarejo en 2016 para espiar a periodistas y para averiguar qué directivos de filtraban información a los medios de comunicación.

Un nuevo forensic que no aclara nada

En este sentido, este miércoles declaró en la Audiencia Fernando Alfonso Díaz, de la firma GMV, para explicar el forensic que ha elaborado sobre cómo se manejaron los archivos relacionados con Cenyt dentro de BBVA. Este informe se hizo a raíz de que la actual jefa de seguridad del banco, Inés Díaz Ochagavía, admitiera en marzo ante el juez que tenía en su poder documentos inéditos del caso Villarejo. García-Castellón le instó a aportarlos al día siguiente, pero la directiva se echó atrás por consejo de su abogado. En vez de eso, propuso hacer este forensic.

Fernando Alfonso Díaz -arquitecto y matemático de formación, y cuya firma no aparece en los listados de peritos utilizados habitualmente por los tribunales- reconoció ayer que él se ha limitado a bajarse el Drive y que no puede garantizar que ahí estén todos los elementos necesarios (los famosos «metadatos») para determinar lo ocurrido con esta documentación en los últimos años.

El juez y el fiscal pierden la paciencia

Tanto el juez como el fiscal están perdiendo la paciencia por la falta de colaboración de la entidad. En un auto del 4 de noviembre, García-Castellón ordenó a que envíe de una vez la información que se le ha solicitado en numerosas ocasiones, como la documentación de la apertura de cuenta a nombre de Cenyt (la empresa de Villarejo) en 2004, la normativa que era aplicable en ese momento o si los poderes que tenía Corrochano eran similares a los de su antecesor (y por qué se le concedieron esos poderes en 2004 cuando fue nombrado en 2002).

De hecho, la Fiscalía ha mostrado un evidente enfado por la falta de colaboración de BBVA, que se ha limitado a aportar a la causa pantallazos. «Hemos de destacar que lo que se requiere son los documentos originales, no pantallazos de ningún sistema operativo y, como ES UN HECHO PÚBLICO Y NOTORIO, cuando cualquier persona física o jurídica, abre una cuenta en una entidad bancaria, firma documentos no pantallazos», sostiene.

Поделитесь этим с вашими друзьями (Compártelo con tus amigos)

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован.