La ciudad estrenará en tres puntos la ornamentación de diseño local que quiere ir extendiendo los próximos años, y aumenta un 32% la inversión municipal

Tras varios años llevando el acto central de encendido de luces de a distintos barrios, Barcelona cambia de guion y devuelve el protagonismo perdido al centro de la ciudad. La descentralización de ese ritual se basó en que Ciutat Vella o el centro del Eixample parecían antaño sobradas de actividad comercial y afluencia de compradores. Pero el gobierno municipal de Colau es consciente de que el epicentro local del ‘shopping’ es el que más ha sufrido la crisis por la pandemia, en ausencia de buena parte de su clientela turista. Así que el próximo día 24 a las 18.00 horas la plaza de Catalunya será a la vez el escenario del encendido oficial, y de la nueva etapa de iluminación de diseño con el sello de Barcelona que el ayuntamiento quiere extender, y que el comercio llevaba años reivindicando. Será también un año récord con 100,5 km de calles ornamentadas, tras crecer ligeramente este año la red de leds.

El acto comenzará con el espectáculo ‘Ombrana‘ de la compañía Ponten Pie (dirigido por Sergi Ots) y la participación de 26 personas en escena (y medio centenar tras los focos), con artistas de circo, en directo, y la ambición de crear una gran de ciudad que rinda homenaje a sus «luces, personas y colectivos que la integran». Tras el montaje, a las 18.30 horas, se hará la en la plaza y simultáneamente de toda la ciudad, a diario hasta el 7 de enero. Los días laborales las calles lucirán de 17.30 a 23.00 horas, mientras que los viernes y sábados se alargará hasta medianoche, y por Nochevieja y la noche de Reyes, hasta las 2.00 horas.

La plaza de Catalunya, la Gran Via (de Bailèn a Muntaner) y Aragó (de Bailèn a Aribau) estrenan el nuevo modelo de iluminación que quiere ser referencia de diseño e innovación. Lo firma el estudio barcelonés de diseño industrial de Antoni Arola (Premio Nacional de Diseño el 2003) tras haber ganado el concurso que convocó el consistorio junto con ADI-FAD a principios de año. Su reto es llevar la experimentación artística y la investigación lumínica que caracteriza a su estudio al corazón de Barcelona.

Sin iconografía cristiana

Arola ha explicado que su propuesta rechaza la iconografía cristiana y apuesta por una iconografía «universal» de en la que cualquiera se pueda reflejar. Solo utilizarán tubos de led, que pasados los tres años de su contratación podrán ser reutilizados. En el caso de la plaza de Catalunya, se recreauna corona o pérgola palpitante, que simboliza la energía que fluye hacia el centro de la metrópolis. En Aragó, se utiliza un juego de perspectiva para representar estrellas en diversas fases, mientras que a la Gran Via se le ha querido dar un tratamiento más señorial, menos de paso, casi recreando lámparas domésticas y calor de hogar, ha detallado. En los próximos años, esta renovadora fórmula se irá extendiendo a otras calles, ha enfatizado la concejala de Comercio, Montserrat Ballarín.

En busca de normalidad

El municipio aboga por un modelo propio basado en la calidad, la interacción de la ciudadanía, el comercio y la cultura como eje central, ha relatado Jaume Collboni, primer teniente de alcalde, durante la presentación en la fábrica de creación Fabra i Coats, a poco metros de donde se ensayaba el espectáculo. El ‘show’ y la nueva filosofía de La Ciudad de Navidad –con más luces y promoción, pero también más programación– están comisariados por Oriol Martí Sambola. Su despliegue coincide además con lo que Collboni espera que sea una «primera pospandemia lo más normal posible». Si ninguna medida sanitaria de última hora lo impide, el debut en la plaza de Espanya podrá ser seguido por un millar de personas sin necesidad de reserva previa.

Ombrana‘ llenará de circo, teatro y en directo el núcleo de la plaza con una puesta en escena onírica y poderosa en la que se representará a una niña recién llegada en la ciudad de Barcelona, en un viaje de descubrimiento de la ciudad y sus luces, ha detallado este miércoles Ots. El montaje también establecerá paralelismos entre los artistas de circo y los comerciantes, por su nexo originalmente nómada.

En cuanto al conjunto de la ornamentación de Barcelona, cabe destacar que por primera vez se iluminará la Ronda de Sant Pere entre el paseo Sant Joan y Urquinaona, a la par que se amplía el tramo decorado de Balmes, de la Diagonal hasta la Ronda Universitat. También consolidan su reciente ornamentación navideña la Via Laietana, la plaza de Urquinaona y la avenida del Paral·lel. Junto con la plaza de Catalunya, Aragó y Gran Via conforman el entramado de vías públicas iluminadas con financiación 100% municipal, frente al resto de los ejes comerciales de la ciudad, donde se sufragan habitualmente al 50% entre comerciantes asociados y ayuntamiento. Pero atendiendo a la crisis que ha vivido el sector, el consistorio subvencionará este año el 75% de estos costes (882.561). Y por segundo año, se volverán a iluminar las fachadas de los 39 edificios de mercados municipales.

Inversión de 2,15 millones de euros

Ballarín considera que el alumbrado es clave para contribuir a la reactivación del tejido comercial de la ciudad durante las fiestas navideñas y especialmente esta vez del centro urbano. Con ese objetivo, se ha incrementado la partida municipal un 32,46%, pasando de 1.622.000 a 2.148.500 euros. Pero no solo para potenciar la trama central de la ciudad, sino también aumentando la apuesta en zonas de Plan de Barrios (de 88.330 a 102.850 euros, un 16,44% más) y en unas 40 calles y plazas afectadas por obras de larga duración, que pasan de 79.860 a 102.850 euros, un 28,79% más.

Noticias relacionadas

Los 100,5 km. lineales de vías públicas con marcan un récord, con 700 metros más que el año pasado, pero muy por encima de los 62 km. de 2010. Aunque Colau abrió el pasado mandato con afán de reducir los fastos navideños y el gasto en luces, tras las duras críticas del comercio local, que ven en la iluminación uno de los grandes reclamos para la compra, ha ido incrementando los recursos. Este año, un total de 17 ejes han dejado en manos del consistorio la gestión de las luces (pagando su parte correspondiente) en busca de un modelo más homogéneo, mientras que el resto aún tramitan y organizan sus montajes eje por eje.

Compártelo con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.