El Govern preguntó a los taxistas cuántos trabajadores se veían afectados por el paro de actividad

La directora general de Trabajo y Salud Laboral, Virginia Abraham, dependiente de la Conselleria de Modelo Económico, y Trabajo del Govern balear, envió una carta, fechada el pasado día 13 de diciembre, a la Asociación de Taxistas de la Ciudad de Ibiza, en la que se le requería que comunicara «a la mayor brevedad posible» si el paro convocado ese momento hasta el 9 de enero de 2022 afectaba a trabajadores por cuenta ajena y, en su caso, a cuántos, o si este afectaba a taxistas autónomos bajo dependencia económica.

En este sentido, cabe recordar que la Asociación de Taxistas de la ciudad de Ibiza convocó una o paro patronal hasta el 9 de enero por no estar conforme con la obligación de Vila de parar el taxi un día a la semana en verano. Así, la semana pasada iniciaron una serie de protestas, como caravanas lentas de o bien una marcha a pie hasta Can Botino, para exigir al concejal de Movilidad de Vila, Aitor Morrás, que reconsiderara su postura. En este punto es preciso añadir que ambas partes se reunieron el jueves pasado para intentar acercar posturas y negociar, algo que no sucedió. Un día después, este pasado viernes, Alejandro Cardell, de la asociación mayoritaria del taxi en la ciudad, remitió una circular a sus asociados informándoles de que se desconvocaban las protestas, lo cual no significaba que hubieran abandonado su propósito.

Servicios esenciales

La misiva remitida por el Govern a los taxistas, a la que tuvo acceso Periódico de Ibiza y Formentera, recordaba también que, «de la misma forma que en el caso de una huelga, al tratarse de un servicio público», y como la paralización de la actividad de los trabajadores podía «afectar a los servicios esenciales de la comunidad», debían mantenerse los estándares mínimos.

La carta concluía explicando que la Dirección General de Trabajo y Salud Laboral no estaba pronunciándose sobre «la posible legalidad o ilegalidad del paro», ya que esas funciones corresponden «en exclusiva» a los órganos jurisdiccionales.

Preguntado el de la asociación mayoritaria de los taxis en la isla, Alejandro Cardell, si el escrito había tenido alguna incidencia en la desconvocatoria, el pasado viernes, de los paros y concentraciones, aseguró que «no tuvo nada que ver en ello». Así, Cardell reiteró que el verdadero motivo fue el expresado en su comunicado, en el que se podía leer: «Para enfadar a la ciudadanía ya tenemos al equipo de de Vila; los taxistas no estamos para eso».

El representante de la asociación mayoritaria de taxis en Ibiza insistió en que la decisión se tomó «después de escuchar a todo el mundo en la asamblea». Cardell volvió a culpar al concejal de Movilidad, Vivienda y Promoción Económica, Aitor Morrás, de que el taxi haya llegado a la situación actual, y adelantó que su intención es acudir a los juzgados si no se les escucha.

El presidente de la Asociación de Taxistas de la Ciudad de Ibiza hizo hincapié en que «los taxistas no aceptan la coyuntura actual, sin respuestas por parte del Ayuntamiento», y se mostró convencido de que la mayoría de gente «aplaude» sus acciones y apoya las medidas que se decidan tomar. Cardell concluyó recordando que, al igual que sucede con restaurantes, discotecas y otros lugares de la isla, el sector vive, básicamente, de la temporada de verano, por lo que no pueden «aceptar» que se les prive de casi un mes de trabajo.

Поделитесь этим с вашими друзьями (Compártelo con tus amigos)

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован.