El juez abronca al director de comunicación de BBVA por no contestar a las preguntas sobre Villarejo

El director de comunicación de Pablo García Tobin (conocido como Paul Tobin), alimentó los indicios de que el está ocultando información en su declaración de este jueves en la Audiencia Nacional. Tobin respondió con evasivas a preguntas muy concretas del juez y el fiscal, hasta el punto de que ambos le abroncaron por ello. El magistrado ha mantenido la imputación del directivo por un delito de encubrimiento.

«Usted tiene derecho a no contestar, pero si contesta, que sea a lo que se le pregunta», le dijo el juez de refuerzo Joaquín Gadea, harto de que no respondiera a ninguna de las preguntas de la Fiscalía Anticorrupción.

Por ejemplo, el fiscal le inquirió si redactó él el relato de hechos que aparece en el Drive (una carpeta en la nube con archivos informáticos sobre las relaciones de Villarejo con BBVA), a lo que Tobin contestó  que se generó de consuno con las áreas legales, pero sin identificar al autor. «¿Quién y cuándo decide lo que comunica por parte del en relación con este asunto? ¿Es usted?», fue otra de las cuestiones. La respuesta también fue ambigua, «decidir, decidir, no; se decide con otras áreas del banco», informan fuentes jurídicas.

Tobin no fue interrogado ayer sobre si ordenó la contratación de Cenyt, la empresa de Villarejo, en 2016 para espiar a periodistas y para averiguar qué directivos de filtraban información a los medios de comunicación, según las fuentes.

Las preguntas se refirieron principalmente al Drive, carpeta que se creó por orden de Tobin según Inés Díaz Ochagavia, directora de seguridad del banco. También se le planteó por qué sigue sin facilitar toda la documentación requerida por la Audiencia -motivo por el que está imputado-, pero simplemente respondió que lo que se comunica al juzgado «lo decide el con sus abogados».

Según el auto de juez por el que imputó a Tobin, «la información de la que dispuso PwC» para elaborar el forensic de la defensa del sobre el caso Villarejo no incluye «ni la carpeta creada por Tobin ni la relación específica de metadatos» que permitiría rastrear qué personas podían acceder a estos archivos.

Creó la carpeta para responder a los medios de comunicación

Lo único que explicó Tobin fue la versión oficial del banco: que se enteró de la existencia de Cenyt cuando salió en las noticias. Tanto es así que la primera vez que escribió el nombre de la empresa de Villarejo lo hizo «con Z» porque no sabía cómo era, recalcó.

Precisamente, creó la carpeta en la nube para tener condensada toda la información que pudiera existir sobre las contrataciones de Cenyt y poder responder a las insistentes preguntas de los medios de comunicación, según su versión. se creó como «grupo de trabajo» para que todos los empleados compartieran que guardaran relación con estos hechos.

Se le escapa que BBVA decidió contratar a PwC

Un momento relevante de la declaración fue que el fiscal pilló en un renuncio a Tobin sobre la contratación de PwC para realizar el informe forensic de los relacionados con Villarejo.

«En enero del 2019, a la vista de la magnitud del asunto, se contrata a Pwc para que haga la investigación», según Tobin. A lo cual el fiscal preguntó «¿Está seguro? » «Sí». «¿No fueron los abogados? «, insistió el fiscal, ya que la versión de BBVA había sido siempre que fue contratado por sus abogados, el despacho Garrigues. «Ah, es que yo no soy abogado, yo esas cosas de abogados no las sé», fue la salida del director de comunicación.

También fue cuestionado por los informes elaborados por Julio Corrochano, uno que relaciona los contratos para espiar a Sacyr entre 2004 y 2007, cuando intentó hacerse con el control de BBVA, y otro sobre Ausbanc. En ambos casos, Tobin se limitó a decir que «recogen la opinión de Corrochano».

Поделитесь этим с вашими друзьями (Compártelo con tus amigos)

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован.