El mundial de Fórmula 1 se pone al rojo vivo

Gracias a su exhibición en el Gran Premio de Brasil de Fórmula 1, Lewis Hamilton se mantienen con vida en un mundial que se ha puesto al rojo vivo. Si bien el piloto de Mercedes está a 14 puntos de Max Verstappen, a falta de tres carreras depende de sí mismo para convertirse en octocampeón, superando así los siete títulos cosechados por Michael Schumacher.

Con su victoria en el Gran Premio de Brasil de Fórmula 1, Hamilton suma seis triunfos esta temporada por nueve de Verstappen. Así pues, si este último gana una de las tres carreras restantes, o simplemente si Lewis Hamilton no gana las tres, se llevará el título en el caso de que ambos empaten a puntos.

El campeonato de está al rojo vivo porque el punto que otorga una vuelta rápida puede decidir un mundial, ya sea el de Pilotos o el de Constructores. Y es que, gracias a la vuelta rápida que Valtteri Bottas registró en el Gran Premio de México, Mercedes mantuvo el primer puesto en la clasificación por tan sólo un punto. Ahora, después de que Hamilton y Bottas hayan sido primero y tercero respectivamente en Brasil, Mercedes aventaja en 11 puntos a Red Bull.

El mundial de Constructores y el Overtake Award también están al rojo vivo

Mayor es la ventaja de Ferrari sobre McLaren, 31,5 puntos tras el Gran Premio de Brasil de Fórmula 1. Puede decirse, por tanto, que Ferrari acaricia el objetivo que se marcó a principio de temporada, ser tercero en el mundial de Constructores. El que puede ver como se le escapa su objetivo es Alpine. AlphaTauri, cuyo coche es más rápido tal y como han reconocido en Enstone, empató a puntos a la escudería gala en México. Tras el Gran Premio de Brasil, en el que Pierre Gasly fue séptimo, se mantiene el empate a puntos entre Alpine y AlphaTauri gracias al octavo puesto de Esteban Ocon y al noveno de Fernando Alonso.

Alonso, también, está metido de lleno en la lucha por el tercer título de la temporada. El Overtake Award, el galardón que premiará al piloto que más adelantamientos realice, también está al rojo vivo. Si bien Sebastian Vettel y Fernando Alonso llegaron empatados a 104 adelantamientos a Brasil, el asturiano se va con 114 de Sao Paulo por del alemán. ¿Conseguirá Alonso mantenerse al frente de la clasificación a falta de tres carreras para el final del Mundial?

Si bien toda la parrilla se mueve esta temporada entre los tres y los cuatro cambios de motor, los dos pilotos de Mercedes son los únicos que sobrepasan dicha cantidad. Valtteri Bottas ha cambiado su unidad de potencia en seis ocasiones y Lewis Hamilton lo ha hecho en cinco. Sin ir más lejos, el británico ha cambiado la unidad interna de combustión de su coche, por lo que fue penalizado con cinco posiciones de cara al Gran Premio de Brasil. Afortunadamente para Hamilton se ha llevado la victoria en Brasil, pero puede que en otra ocasión no le sonría la suerte.

Con la cantidad de motores Mercedes que se están cambiando en sus coches y en sus equipos clientes, es de esperar que haya una sanción”, advertía Christian Horner, jefe del equipo Red Bull, antes del Gran Premio de Turquía. Precisamente en dicha carrera, Mercedes, que había jugado al despiste, cambió la unidad de potencia de Lewis Hamilton.

“Espero que nuestra información sea correcta. Según eso, Lewis tendrá que volver a cambiar de motor. Pasar del último lugar en la parrilla al podio no sucede tan rápido”, añadió. Efectivamente, Lewis Hamilton, que salió último, terminó quinto en Estambul.

La confianza de Red Bull y de Verstappen

Por otro lado, Christian Horner vaticinaba que la lucha por el mundial iba a estar igualada. “No hay más circuitos como Monza y Sochi, donde Mercedes tiene ventaja. Todavía no estamos seguros sobre Catar y Arabia Saudí, luego está Abu Dabi. Diría que va a ser mitad y mitad en los circuitos restantes”, manifestaba el británico.

Max Verstappen, por su parte, tras el Gran Premio de Brasil de Fórmula 1, señalaba: “Intentamos todo lo que pudimos. Al final nos faltaba un poco de ritmo, pero ha sido muy divertido. Todavía tenemos puntos de ventaja. Hemos limitado daños. Ha sido un complicado para nosotros, pero tengo confianza en las próximas carreras”.

En Red Bull no sólo Verstappen es optimista, también lo es Helmut Marko, asesor de la escudería. Según el austriaco, una victoria más les dará el título: “Continuamos pilotando agresivamente hacia la victoria. Siempre he dicho que la temporada se acabaría cunado Max lograse diez victorias”.

Un accidente podría decidir el mundial

Con el mundial de al rojo vivo, el título también podría decidirse a la vieja usanza; es decir, con un accidente favorable al piloto que tiene ventaja. Cuestionado al respecto en rueda de prensa, Max Verstappen declaraba: “Uno siempre quiere correr de forma limpia. No pienso en las batallas por el título entre dos pilotos en años anteriores, ni en lo que hicieron en su día, eso ya es pasado. Estoy centrado en lo que tengo que hacer en la pista y en mostrar mi mejor versión. Así uno acaba ganando el Mundial, al conseguir el mayor número de puntos y al acabar por delante de tu rival”.

“No es la primera vez que estoy en una lucha por el Campeonato, sí que es la primera en pero no en mi vida. Eso no cambia mucho la cosa, pues quiero ganar y es lo que he hecho en el pasado. Cuando el coche es capaz de ganar, ganaré y cuando no sea capaz, no ganaré”, añadía el holandés.

Поделитесь этим с вашими друзьями (Compártelo con tus amigos)

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован.