La Diputación de Barcelona ha presentado este jueves su presupuesto para 2022, que con 1.060 millones de euros es el más alto de su historia, aumentando en casi 95 millones, un 9,83 %, las cuentas del ejercicio del año pasado. El diputado de Recursos Humanos, Hacienda y Servicios Internos, Carles Ruiz (alcalde de Viladecans), ha sido el encargado de presentar el presupuesto, justo antes del inicio del pleno de la Diputación.

Del total del presupuesto, un 85 %, es decir, cerca de 900 millones, se destinan a actuaciones dirigidas -directa o indirectamente- a los gobiernos locales de la provincia de Barcelona y su ciudadanía. De esta partida, unos 400 millones se destinarán a transferencias directas a los gobiernos locales, mientras que los otros 500 millones llegarán a los municipios a través de los servicios directos a la ciudadanía o los programas de cooperación técnica y de conocimiento.

«La noticia no es que la Diputación de Barcelona incremente su presupuesto, todas las administraciones han crecido, sino que lo más importante es que el 85 % de los recursos van directamente dirigidos a los ayuntamientos, por lo tanto, el crecimiento de recursos de la Diputación supone directamente que los municipios de la provincia de Barcelona tienen un incremento de recursos muy superior al del año pasado», ha subrayado Ruiz.

Las partidas recibidas del Estado

Al respecto, ha destacado que la corporación se mantiene como la administración de referencia a nivel local y sigue trabajando para reforzar los ayuntamientos. El diputado ha explicado que este crecimiento del presupuesto ha sido posible gracias al incremento de las partidas recibidas por parte del Estado, así como la suspensión de las reglas fiscales. A la espera de la votación del presupuesto en el pleno, Ruiz ha avanzado que las cuentas se aprobarán con mayoría absoluta.

En este sentido, ha destacado la fluidez y buena relación con los grupos de la oposición durante la negociación del presupuesto, subrayando que se han incorporado distintas sugerencias de distintos grupos. «En términos generales se han incorporado muchas de las propuestas de la oposición, porque sintonizaban con nuestros objetivos. Hay que remarcar la singularidad de nuestra institución, que lo que hace es dar apoyo a los ayuntamientos. Las necesidades y problemas de los alcaldes son muy similares», ha indicado Ruiz.

A través de este presupuesto, la diputación mantiene la apuesta por los proyectos transformadores, que ya ha iniciado este 2021, y que tienen por objetivo dar respuesta a los retos globales que deben definir el futuro de la sociedad. Las cuentas prevén destinar 73,4 millones en inversiones, a la vez que mantienen un conjunto de programas y servicios, ya consolidados, para garantizar que los gobiernos locales pueden seguir ofreciendo unos servicios de calidad, con 127,6 millones al catálogo de servicios que la diputación ofrece a los municipios.

Noticias relacionadas

«Nuestra voluntad con estos presupuestos es mantener la senda de recuperación y dar apoyo a los ayuntamientos para hacerlo. Mantener esta capacidad transformadora de las políticas públicas, con nuevas líneas, unas derivadas de la y otras que ya teníamos en agenda, y dar apoyo a los municipios para que puedan abordar la capacidad de resiliencia, la transformación digital y la emergencia climática, en el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible», ha resumido Ruiz.

En cuanto a los ingresos, 594,3 millones (56,1 %) proceden de transferencias corrientes; 152,9 millones (14,4 %) de impuestos directos; 112,8 millones (10,6 %) de impuestos indirectos; y 190,3 millones (18 %) de activos financieros.

Compártelo con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.