Pulso entre PP y

Actualizado Viernes,
3
diciembre
2021

01:52

Engracia Hidalgo enumera más de 20 actividades que se verían afectadas y apunta que desde sólo recibieron un ‘que les vaya bonito’

La delegada de Hacienda del Ayuntamiento de Madrid, Engracia Hidalgo
La delegada de Hacienda del Ayuntamiento de Madrid, Engracia HidalgoÁNGEL NAVARRETE

La prórroga de los Presupuestos de 2021 va cogiendo forma en el Consistorio de la capital. Hasta el propio alcalde, José Luis Martínez-Almeida, dada la «cerrazón» de Vox, aseguró ayer que «lo más factible» es que se vea abocado a prorrogar las cuentas del presente ejercicio.

Tanto es así que ayer, la delegada de Hacienda, Engracia Hidalgo, convocó una rueda de prensa para explicar en qué situación quedaría la ciudad de no aprobarse y cuáles serían sus efectos. «El límite máximo de los créditos que nosotros prorrogar son los que aprobamos el año pasado. Sobre ese límite máximo habría que descontar las inversiones que hubiesen finalizado, como por ejemplo la nueva Plaza de España (-36 millones de euros) o la construcción de parkings disuasorios (-23 millones)», matiza Hidalgo. O lo que es lo mismo: los presupuestos prorrogados partirían de una cuantía inferior a la que tenemos en 2021.

De esta forma, y según la delegada de Hacienda, esta prórroga conllevaría, entre otras cosas, que no se pudiera realizar una bajada de impuestos de más de 60 millones de euros, que incluye una reducción del tipo del IBI al 0,428%, y que beneficia a 2,2 millones de recibos; se caerían las subvenciones nominativas (Cruz Roja, Real, Museo del Prado…); se dejarían de destinar más de 1.000 millones a gasto social o de incrementar un 30% al plan contra la solidad no deseada; incluso se comprometerían nuevos contratos de limpieza y conservación de zonas verdes.

Éstas fueron sólo algunas de las más de 20 actuaciones que, tal y como desgranó Hidalgo, se verían afectadas. Varias de ellas, añadió, habían sido solicitadas por el propio partido de Santiago Abascal en el contrato de investidura. Del mismo modo, esta delegada hizo hincapié en que la no aprobación de unas nuevas cuentas «penalizaría y mucho» la posibilidad de que los madrileños obtuvieran fondos de recuperación europeos. «Estaríamos renunciando en torno a 200 millones de euros».

Vox, la primera opción

De momento, y a la espera de que algo cambie, Hidalgo insistió una y otra vez en que son sus «socios preferentes» y, aunque está dispuesta a «hablar con todo el mundo», es consciente de que existe una «gran distancia en política fiscal y presupuestaria» con, por ejemplo, los cuatro concejales del Grupo Mixto, constituido por ediles escindidos de Más Madrid, que ayer se ofrecieron «para sacar a Vox» de la ecuación de los Presupuestos y «cambiar el tablero de juego».

«Nuestros socios preferentes, desde el inicio, son Vox. Nos apoyaron en el acuerdo de investidura y hemos sido totalmente leales con ellos», insistió de nuevo Hidalgo, no sin olvidarse de que han intentando mantener reuniones en más de una ocasión con ellos y siempre «hemos recibido la misma respuesta: no«. «El alcalde lo ha intentado por WhatsApp, teléfono y presencialmente, pero nada… Se niegan a que simplemente les expliquemos cómo van los Presupuestos… Sólo hemos recibido un ‘que les vaya bonito’ y que las reuniones serán con y taquígrafo. Pues con luz y taquígrafo, cuando quieran».

Fuentes del Partido Popular enfatizaron a este diario en la importancia de evitar esta prórroga ya que, «sin Presupuestos, el Ayuntamiento de Madrid sería casi ingobernable».

Por su parte, el portavoz del grupo municipal Vox, Javier Ortega Smith, consideró ayer «muy, muy, muy difícil, casi imposible» apoyar los Presupuestos del Ayuntamiento de Madrid para 2022 porque «no me fío de Almeida, no me puedo fiar de una persona ni de un partido que nos ha engañado reiteradamente».

Éste, además, agregó que de momento no puede dar un «no definitivo», pero sí subrayó que a su partido le resulta «muy difícil, por no decir imposible, apoyar unos presupuestos donde esté metido un Madrid Central que nos cuesta a los madrileños 400 millones de euros, 200 millones de multas», por no hablar de dar verde a unas cuentas «donde se ha dado capacidad de decisión política a un grupo municipal, el grupo de los cuatro comunistas de Carmena«.

Compártelo con tus amigos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.