El turismo no levanta cabeza: acumula 23.000 millones de endeudamiento sólo de los créditos ICO

Las empresas turísticas españolas continúan pagando la factura de la crisis del -19. El sector ha dejado de ingresar 167.000 millones desde el inicio de la pandemia. Alrededor de 400.000 trabajadores de media mensual se han visto afectados por despidos o ERTE y las empresas del acumulan 23.000 millones de endeudamiento solo por la financiación solicitada a través del ICO. El sector turístico español ha pasado de generar 154.000 millones de euros en 2019, a 53.000 millones en 2020, lo que supone una caída de su peso en el PIB del 12,4% al 4,7% por los efectos de la pandemia.

Sin embargo, en 2021 recupera la senda del crecimiento y superará los 86.000 millones, el 7,4% del PIB, según los datos de Exceltur. El director del Área de Estudios e Investigaciones de esta institución, Perelli, ha señalado que el principal impulso de la recuperación ha sido el ritmo de español, de los más rápidos del mundo, que ha generado la confianza de los consumidores para reservar sus viajes dentro de España. El mercado nacional ha sido decisivo, como demuestran los datos de demanda hotelera, «mientras la demanda española de hoteles estaba en octubre de este año ya un 8% por encima de la de 2019, la extranjera sigue un 33,5% por debajo de la de antes de la pandemia».

El endeudamiento de las empresas del turismo-que sólo en créditos ICO supera los 23.00 millones— es uno de los problemas que Perelli ha destacado, ya que, en su opinión, esto va a hacer que el sector esté muy debilitado, a pesar de que la demanda turística seguirá existiendo. «La empresa turística española tendrá más dificultades para competir en el mercado global porque ha recibido menos ayudas directas que en otros países y ha tenido que endeudarse mucho más», ha explicado. Otro de los efectos de la crisis sobre los que quiso incidir el experto es el elevado número de empresas que ha desaparecido, especialmente, pymes, a las que habría que salvar porque estaban saneadas antes de la pandemia. Además, ha alertado sobre la huida de trabajadores formados que han empezado a buscar su futuro en otros sectores.

Por el contrario, ha destacado algunas cosas positivas derivadas de la crisis en el turístico como son: la aceleración en el proceso de digitalización de algunos procesos, la mayor sensibilidad ambiental por parte de empresas y turistas, los movimientos dirigidos a una mayor concentración empresarial y, por último, los cambios en las pautas de viajes y nuevos perfiles de turistas. Perelli se mostraba optimista respecto al futuro del turismo, aunque tenía presentes las nuevas incertidumbres que ha generado la llamada sexta ola y la variante del virus ómicron. El experto de Exceltur cree que la crisis servirá para dar un «salto cuántico en el sector, ya que aumentará el reconocimiento al porque se ha visto que es una necesidad vital».

Поделитесь этим с вашими друзьями (Compártelo con tus amigos)

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован.