Empieza la fuga de princesas japonesas: Mako Komuro vuela libre hacia Nueva York

Más sencilla que nunca y con una imagen actual alejada de los clásicos vestidos tipo lady, la que fuera Mako de puso rumbo a el domingo junto a su marido, Kei Komuro, con quien se casó el pasado 26 de octubre en Tokio.

La sobrina del actual emperador Naruhito e hija el príncipe heredero Akishino, de 30 años, perdió su título real en su boda debido que en Japón, según dicta la Ley de la Casa Imperial, el matrimonio de una princesa con un hombre no perteneciente a la Familia Imperial nipona conlleva su desvinculación de la institución y la pérdida de su estatus.

 

Al no haber hombres casaderos entre la Familia Imperial japonesa —pues desde 1965 solo han nacido dos varones en la familia, el padre y el hermano de Mako—, la ley de la Casa Imperial forzará la fuga de las otras dos jóvenes princesas de la familia, la princesa Aiko, de 19 años, única hija del actual emperador; y la princesa Kako, la hermana pequeña de Mako, de 26 años.

gg

Kei Komuro seguido de Mako Komuro en el aeropuerto de Haneda en Tokio el domingo. EFE

 

Prometidos desde 2017

La boda de Mako y Kei Komuro se retrasó cuatro años tras aplazarse en dos ocasiones por un y por la

 

El camino de Mako hasta subirse al avión para empezar una nueva vida en no ha sido nada fácil. La firme intención de Mako de casarse con su prometido, provocó feroces críticas en los medios japoneses contra su unión, pues la familia del novio estuvo envuelta en un pequeño en el que la madre de Komuro no habría devuelto dinero a una antigua pareja suya a la que pidió para costear los estudios de su hijo.

 

Esas voces contrarias al enlace provocaron estragos en la proyección pública de Mako hasta el punto que le causaron un trastorno de estrés postraumático que reconoció la Casa Imperial antes de la boda. Mako renunció a su dote de 1,2 millones de euros, que suele concederse a las mujeres de la Familia Imperial que contraen matrimonio, y la Familia Imperial decidió no celebrar ninguna ceremonia pública de carácter formal más allá de una comparecencia ante los medios donde los recién casados respondieron a una lista de preguntas. “El registro del matrimonio ha sido entregado en el ayuntamiento por un oficial de la Agencia Imperial sobre las 10.00 (01.00 GMT) de este martes”, fue la austera confirmación del enlace.

Tokyo (Japan), 26/10/2021.- Princess Mako (R), the elder daughter of Prince Akishino and Princess Kiko, and her husband Kei Komuro (L), a university friend of Princess Mako, attend a press conference to announce their marriage registration at Grand Arc Hotel in Tokyo, Japan, 26 October 2021. (Japón, Tokio) EFE/EPA/Nicolas Datiche / POOL

Mako y Kei Komuro durante la rueda de prensa tras su enlace.

Nicolas Datiche / EFE

 

¿Nuevo horizonte para Mako?

Kei Komuro se mudó a en 2018 y hace varios años que trabaja en un bufete de abogados con sede en Nueva Jersey

Por eso no resulta extraño que tras tanto estuviese deseando mudarse a Nueva York, donde Komuro trabaja desde hace unos años como abogado en el bufete Lowenstein Sandler LLP, con sede en Nueva Jersey. Mako conoció a Komuro en la y se prometió en 2017 con la intención de casarse un año después, pero el enlace se retrasó hasta cuatro años tras posponerse en dos ocasiones. La pareja había previsto casarse en noviembre de 2018, pero tras el escándalo la retrasaron hasta el año 2020, y luego hasta 2021 debido a la pandemia.

Y, por si tantos contratiempos no fueran suficientes antes de la boda, Mako tuvo que casarse mientras su abuelo materno, Tatsuhiko Kawashima, permanecía ingresado en el hospital desde el 19 de octubre, temiéndose que su trágico final ennegreciese aún más la boda. Falleció a los 81 años el pasado 4 de noviembre, nueve días después de la boda, cerrando esta mala racha que le ha tocado vivir a Mako en Japón.

 

 

Lee también

Enric Trias

Horizontal

 



Con esta nueva etapa de la exprincesa en se abre para la pareja un nuevo horizonte de posibilidades siguiendo la estela del príncipe Harry y Meghan Markle cuando se mudaron a California el año pasado. Aunque todo apunta, tras su discreta salida de Japón, que Mako no está por la labor de figurar en fiestas ni influir en política estadounidense.

 



Поделитесь этим с вашими друзьями (Compártelo con tus amigos)

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован.