¿Es cierto que las cosquillas pueden ser mortales?

Todos en algún momento de nuestra vida hemos hecho cosquillas a otra persona a modo de juego, y también nos las han hecho a nosotros. El cosquilleo se puede dar en muchas zonas del cuerpo, pero las más comunes son las axilas y la planta de los pies. Ahora bien, es importante tener cuidado porque si las cosquillas son demasiado intensas o duran mucho tiempo, pueden llegar a ser mortales.

Lo primero y más importante es entender qué son exactamente las cosquillas. Aunque suelen resultar de lo más placenteras, en realidad son una reacción autodefensiva del organismo. Una especie de instinto primitivo que obliga al cuerpo a reaccionar ante una situación de peligro.

Este es el motivo por el que no hacernos cosquillas a nosotros mismos. Si el cerebro no fuera capaz de hacer un seguimiento constante de los movimientos del cuerpo y las sensaciones que provocan, sentiríamos constantemente como si nos cepillaran, y no podríamos prestar atención a nada más.

La señal que produce la estimulación de los receptores táciles en la piel viaja hasta dos zonas del cerebro: la corteza cingulada anterior, que se encarga de gestionar la información agradable, y la corteza somatosentorial, que procesa el tacto. Las neuronas de ambas regiones provocan una respuesta inmediata en forma de risa nerviosa y movimientos corporales bruscos.

¿Cómo pueden las cosquillas llegar a ser mortales?

El problema de las cosquillas llega cuando las reacciones interfieren de alguna manera en el funcionamiento de los músculos que controlan la respiración, produciendo espasmos y asfixia. A esto hay que sumar que las cosquillas pueden generar una gran situación de estrés, y esto puede rivar en un fallo cardíaco si la persona sufre una dolencia previa.

La investigadora Irene Thompson recoge en su libro ‘Tortura por cosquillas’ cómo durante la Dinastía Han (206-220 d.C) se utilizaba esta técnica para castigar a los traidores.

Curiosidades de las cosquillas

Científicos italianos señalaron que la gran mayoría de personas sienten más las cosquillas en el pie derecho que en el izquierdo. Parece que esta asimetría responde a que el hemisferio derecho del cerebro está más relacionado con las emociones positivas, como la risa.

Las cosquillas no son algo exclusivo de los seres humanos, sino que todos los mamíferos las tienen.

Поделитесь этим с вашими друзьями (Compártelo con tus amigos)

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован.