España se tiñe de naranja por la calima y los expertos avanzan hasta cuándo persistirá este episodio «histórico»

Parece Marte, pero es España. Cielos de un intenso color naranja, gruesas capas de arena sobre las superficies e incluso sobrecogedoras ‘lluvias de sangre’ están convirtiendo, en los últimos días, buena parte del país en un escenario más propio de un planeta extraterrestre. La causa: un enorme manto de polvo en suspensión procedente del desierto del Sáhara que ha penetrado en la Península y y ha provocado varias jornadas de calima, con escasa visibilidad y baja calidad del aire.

Desde la tarde del pasado lunes, el sureste español contempló cómo sus cielos comenzaban a adquirir una insólita tonalidad anaranjada y una lengua de polvo cubría los y el pavimento. Poco después, esa situación se extendió al centro y al noroeste del país, donde ha dejado imágenes inusuales, como la nieve cubierta de polvo marrón en la estación de esquí de Valdezcaray o la de barro en la capital. «Las zonas más perjudicadas son Murcia, Almería, la Comunidad Valenciana, Madrid, las dos Castillas y el País Vasco», explica a 20minutos Francisco Martín, meteorólogo de Meteored.

Aunque es «difícil» saber si el episodio de estos días es el más intenso desde que hay registros, ha sido calificado de «extraordinario» por la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) por su intensidad y por su persistencia, según ha informado su portavoz, Rubén del Campo. Esta calima -una especie de niebla no acuosa, al no estar formada por gotas, sino por partículas de polvo en suspensión- persistirá hasta el próximo jueves, si bien las jornadas más intensas corresponderán «al martes y al miércoles», cuando la turbiedad del aire y la presencia de arena seguirán siendo notables.

«La calima y el polvo en suspensión son parte de nuestro tiempo y nuestro clima, pero esta vez es histórica»

También su extensión hace excepcional el fenómeno en esta ocasión, puesto que no va a limitarse a la Península. Ya está entrando con decisión en Francia y, en las próxima horas, llegará «muy debilitada» a zonas tan distantes del Sáhara como Dinamarca y el sur de Escandinavia, tras pasar por Bélgica y Alemania, según Martín, meteorólogo jubilado de la Aemet. «La calima y el polvo en suspensión son parte de nuestro tiempo y nuestro clima, pero esta vez es histórica por el territorio afectado, la alta concentración de partículas y la duración», concuerda con Del Campo.

En cuanto al origen de esta calima, hay que buscarlo en la borrasca Celia, un área de bajas presiones centrada en el golfo de Cádiz y el norte de Marruecos, que impulsa vientos intensos procedentes del Sáhara, muy cargados de polvo. En el desierto, el aire ha levantado la arena de la superficie, y las partículas más pequeñas han quedado en suspensión, para ser después transportadas en niveles bajos de la atmósfera hasta la Península.

«La concentración es muy alta y, por esta razón, las partículas caen por gravedad en un fenómeno denominado deposición seca. Esto es lo que en muchas ciudades de ha dado lugar a una capa de polvo importante sobre y también en el suelo», ha señalado el portavoz de Aemet. En los lugares donde Celia ha dejado precipitaciones, la arena ha llegado al suelo en forma de lluvias de barro o sangre.

Mala calidad del aire y alta contaminación

Además de estas inusuales imágenes, la calima ha provocado en las regiones afectadas una pérdida de visibilidad y un empeoramiento de la calidad del aire, que será «desfavorable» o «extremadamente desfavorable» en buena parte de la Península durante este miércoles. Los peores niveles se registrarán en el sureste, el centro y el noroeste, de acuerdo con la Aemet.

«En se han superado los niveles de partículas que la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera saludables»

El empeoramiento de la calidad del aire causado por la presencia de este polvo en suspensión ha sido suficiente para situar este martes a como el país más contaminado del mundo, de acuerdo con la página web Air Quality Index, apunta Martín. «Se trata de un récord temporal, para dos días concretos, el martes y el miércoles. Ahora mismo estamos por delante de las potencias que ocupan habitualmente esta posición, como India y China», detalla.

«Se trata de un episodio especialmente intenso. En capital y en otros municipios de la Región se han superado los niveles de partículas con un diámetro menor de 2,5 y de 10 micras que la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera saludables«, resalta Miguel Ángel Saz, profesor del Departamento de Geografía y Ordenación del Territorio de la de Zaragoza.

Repercusión en la salud

En este sentido, esta calima puede originar problemas de salud o agravar los ya existentes, subraya Saz, miembro de la Asociación Española de Geografía. Picor de ojos e irritación de las vías respiratorias superiores son algunas de las reacciones típicas al polvo en suspensión, pues producen sequedad cuando entran en contacto con las mucosas.

«Estos episodios los tenemos que tener en cuenta desde el punto de vista de la salud humana. No deja de ser una presencia de una sustancia extraña en la atmósfera y la podemos respirar. Algunas cardiopatías pueden verse agravadas, así como las enfermedades respiratorias. El cuerpo reacciona como ante cualquier otro alérgeno», incide.

«Algunas cardiopatías pueden verse agravadas, así como las enfermedades respiratorias»

Ante estos riesgos, el geógrafo llama a intentar minimizar las actividades en el exterior, evitar hacer ejercicio al aire libre y utilizar la mascarilla, especialmente por parte de las personas con afecciones respiratorias, como el asma, y cardíacas. «No obstante, son cuestiones de sentido común. Esto no imposibilita salir a la calle, pero hay que hacerlo con mayores precauciones», ahonda, en previsión de que la calima transforme de nuevo este miércoles y jueves media España en un paisaje marciano.

Поделитесь этим с вашими друзьями (Compártelo con tus amigos)

Добавить комментарий

Ваш адрес email не будет опубликован.